Aunque se esperaba que los últimos capítulos de Game of Thrones se lanzaran a partir de abril de 2019, parece que el trabajo no estará a tiempo para esas fechas.

Según reveló, Joe Bauer, supervisor de efectos visuales, trabajarán “duro en la temporada 8 hasta mayo de 2019”. Y todo esto surgió a partir de la pregunta sobre una posibilidad de ser nominada a los Emmy, a lo que Bauer contestó que hasta 2020 serían elegibles.

Es decir, para estar nominada en la próxima entrega, tendría que ser estrenada entre el 1 de junio de 2018 y el 31 de mayo de 2019. Y eso no pasará, “estamos a ocho o nueve meses de distancia”.

No todo es malas noticias en Game of Thrones

El mismo supervisor reveló que ya se trabaja en la precuela. De acuerdo con Bauer, el rodaje arrancará en febrero del próximo año.

“Al menos el piloto”, compartió, “así que todavía tendremos mucho que hacer con la temporada 8 cuando ellos estén comenzando. Gran parte de eso se reduce al tiempo y todas esas cosas. La situación cambia todas las semanas. Sé que no haré nada más que ‘Thrones’ hasta mayo del próximo año”.