La novena temporada de la serie The Walking Dead se estrena en octubre en Estados Unidos. Y por lo visto, tendrá muchos cambios, según advirtió la productora ejecutiva, Angela Kang.

“Estamos buscando realmente el inicio de un nuevo capítulo en el show”, dijo a la revista Entertainment Weekly. Por cierto, Kang también funge como la nueva showrunner de la serie.

De hecho, se nota su mano, pues en los nuevos episodios veremos un look diferente. La idea es que los sobrevivientes vuelvan a lo básico y la verdad nos suena coherente. Después de todo, la imagen, los sets, los personajes y sus vestuarios (sean vivos o muertos) tienen que reflejar el apocalipsis zombi y cómo éste desmoronó a la sociedad.

“Exploraremos qué sucedió cuando los objetos y las estructuras hechas por el hombre se rompen. La infraestructura, como las carreteras y los puentes, están cambiando y desmoronándose. Y también exploraremos lo que sucede a medida que los recursos se reducen”, adelantó Kang.

¿Qué hay detrás de esa imagen?

En la primera imagen de la temporada 9, se puede ver ya a Michonne al frente de un grupo de sobrevivientes, quienes no andan en algún vehículo, sino a caballo.

“Estamos entrando en un período en el que se han derrumbado muchas de las cosas que hemos visto en temporadas anteriores, por lo que tienen estos caballos y carruajes que circulan en lugar de automóviles. Las cosas están iluminadas con lámparas de aceite. La gente usa diferentes tipos de armamento. Hay una gran crudeza que creo que será divertida y fresca para los espectadores”, dijo Kang a Entertainment Weekly.

¿Y nuestros héroes?  “Los veremos juntos trabajando unidos en varias formas, pero también verán algunos cambios en la forma en la que se relacionan unos con otros. De cierta forma, verán que la visión ha superado la imaginación más salvaje. Pero también verán las grietas que eso implica”, dijo.

Por Renata González