El productor Ryan Murphy ya prepara la octava temporada de American Horror Story, y según comenta él mismo, la acción transcurrirá en un futuro distópico… no muy lejano a la actualidad; concretamente, estará ubicada 18 meses después de hoy.

Entre otros detalles, el creador de historias como Glee también contó que el tono de la serie será muy similar a las temporadas Coven y Asylum, en el sentido de que habrá presencia de eventos sobrenaturales. “No será necesariamente realista y terrena como la temporada pasada”, la cual estuvo inspirada en las elecciones en EU de 2016.

En cuanto al elenco, Murphy confirmó a actores que ya hemos visto en otras temporadas como Evan Peters, Kathy Bates, Billy Lord y Sarah Paulson. Además, también estarán Joan Collins, Billy Eichner, Leslie Grossman y Adina Porter.

“Verán regresar a muchos favoritos de los fans, como si fuera El crucero del amor. Es un concepto muy alto”, dijo el productor a Entertainment Weekly.

Se ha dicho que la temporada se llamará AHS: Radioactive; y aunque Murphy no lo confirmó ni lo negó, sí admitió que tendrá un gran twist.

“Es una temporada que no se parece nada a lo que hemos hecho antes, porque tendrá un gran gancho. Hay un suceso muy grande que ocurre en el episodio cinco”, contó.

El rodaje de la octava temporada iniciará a fines de junio.

Por Renata González