A través de una historia de política y corrupción, Aquí en la tierra cuenta la vida de dos jóvenes que crecen juntos y que poco a poco estos amigos se alejan cada vez más entre sí.

Por Renata González

Gael García Bernal se puso detrás de cámaras para dirigir el primer episodio de esta su nueva serie, que se estrena el 20 de abril en la plataforma Fox Premium, un proyecto que según el actor tiene más de 13 años de historia, cuando recién había surgido Canana y querían producir varias cosas, aunque en ese tiempo no existían las plataformas ni las formas para poder concretarlo.

Gracias a las plataformas digitales, Aquí en la tierra se convirtió en realidad, y será contada no solo por Gael (que dirige el primer capítulos) sino por otros directores, como Mariana Chenillo, Everardo Gout, Alonso Ruizpalacios.

Publicidad

“Quería dirigir el primer episodio porque era importante sentar un poco el tono de lo que queríamos hacer, siempre es bueno. Nosotros que venimos años con esto y la venimos pensando, es bueno poner las bases de hacia a dónde y ya después traer otros directores para que jueguen con esos elementos que ya están establecidos”, apunta Gael.

Los actores que trabajaron bajo las órdenes de García, aseguran que como director es bastante relajado y divertido, y coinciden que el ser también actor le ayuda a entender muy bien la relación que hay entre los actores y sus personajes, y eso da un plus muy grande a los proyectos, según resalta Tenoch Huerta.

“Lo que nos dejó claro Gael desde el día uno fue: ‘el personaje lo haces tú, así que solo tú sabes lo que sigue. No importa que cambiemos de director, la base ya quedó construida’. Es importante que el actor sea escuchado”, dice Huerta.

Daniel Giménez Cacho, quien ha trabajado con García Bernal en películas como La mala educación, dice que no notó mucha diferencia entre Gael el director y Gael el actor, “fue muy natural en la relación”.

“En el trabajo como que ya hay un código de cómo trabajamos, cómo actuamos y simplemente él era el director. Varió muy poco. No era de ‘Oh, ahora es el director’. Es una relación que se da ya muy fluida, natural”, apuntó Giménez Cacho.