Siempre a la sombra de John Lennon y Paul McCartney –sus compañeros en The Beatles–, George Harrison fue considerado como un elemento menor en el cuarteto de Liverpool. Sin embargo, su talento y capacidad interpretativa en la guitarra lo convirtieron en un elemento indispensable.

El mejor disco solista de un exbeatle

Mientras que McCartney tuvo un mayor éxito comercial a lo largo de su carrera –en parte porque aún sigue vivo–, y Lennon se convirtió en un icono cultural gracias a su ideología, George Harrison publicó el mejor disco de los cuatro: All Things Must Pass.

En esta producción, Harrison revela su talento como compositor y la influencia de distintas filosofías orientales en sus letras. Más cercano al folk que al rock, con melodías suaves y letras cargadas de emotividad, el primer disco del músico tras la disolución de los Beatles es uno de los más reconocidos –tanto por músicos como la crítica especializada–, como el mejor trabajo solista de un exintegrante del cuarteto de Liverpool.

Publicidad

Excelente compositor

Poco reconocido como escritor, Harrison fue el creador de canciones imprescindibles en el catálogo del Beatles. Su estilo para componer se caracterizaba por su influencia espiritual, en oposición a la cotidianidad que caracterizaba las composiciones de la dupla Lennon-McCartney cuyo liderazgo de facto bloqueaba los intentos del guitarrista para figurar como letrista.

Muestra de ello es “While My Guitar Gently Weeps” –del famosísimo The White Album–, una reflexión sobre la inagotable capacidad de amar del ser humano y como se niega a usarla.

Un gran guitarrista

De los cuatro integrantes de los Beatles, Harrison fue el que más se enfocó en experimentar con su música y sonido. Fue el primero en utilizar la guitarra de 12 cuerdas, la legendaria Rickenbaker 360/12, responsable en parte del característico sonido del cuarteto.

Posteriormente, tras su acercamiento a la cultura india, Harrison comenzó a utilizar el sítar y a usar efectos de sonido en la guitarra influenciados por este instrumento, así como su relación con Ravi Shankar, y la cual dio un sonido psicodélico a discos como Revolver:

El beatle más amistoso

A lo largo de su carrera, George Harrison colaboró con un sinfín de músicos como Bob Dylan, Tom Petty, Jeff Lynne, Roy Orbison, Ravi Shankar y Billy Preston, sin olvidar a Eric Clapton.

La amistad entre Clapton y Harrison los llevaron a colaborar en varias ocasiones como en Here Comes The Sun, Badge, así como en varias canciones del disco All Things Must Pass. El lazo era tan fuerte entre ellos que incluso mantuvieron la amistad tras el triángulo amoroso formado por los guitarristas y la modelo Patti Boyd, –musa inspiradora de dos grandes canciones: Something y Layla.

El músico altruista

George Harrison fue el primer músico en organizar, junto con Ravi Shankar, un festival de rock altruista: The concert for Bangladesh que se llevó a cabo el 1 de agosto de 1971 en el Madison Square Garden de Nueva York. Ringo Starr sería el único exbeatle en participar; Lennon y McCartney declinaron la invitación.

Posteriormente, en 1973, Harrison creó la The Material World Foundation, una organización enfocada en promover la paz y oponerse a la guerra, así como la difusión de la espiritualidad, que no la religión.