Hoy, en el Día Mundial Mundial de la Diabetes –y a manera de recordatorio para hacer conciencia sobre este padecimiento–, hicimos una lista con 10 canciones que en más de un momento nos hicieron sudar miel. ¿Cuál hubieras incluido?

(Everything I Do) I Do It For You – Bryan Adams

No existe en el mundo algo tan dulce, ni tan canadiense, como este éxito noventero escrito por Bryan Adams. Este tema se convirtió en un clásico del desamor por una razón: refleja perfectamente todas las falsas promesas que hacen por regresar con su ex.

Momento más meloso: “You can’t tell me it’s not worth tryin’ for / I can’t help it there’s nothin’ I want more. / yeah, I would fight for you, I’d lie for you / walk the wire for you, yeah, I’d die for you…”

Publicidad

¿Por qué te vas? – Jeanette

Es posible que no sepas quién canta esta canción y, aún así, estamos seguros que la has escuchado. Poseedora de una suave voz –que recuerda los corazones de dulce perfumados–, Jeanette es una cantante que se hizo famosa con este y otros temas en los años 70 por interpretar canciones de tía.

Momento más empalagoso: “Hoy en mi ventana brilla el sol / y un corazón se pone triste contemplando la ciudad / ¿Por qué te vas?”

Loving You – Minnie Riperton

Nada dice “esta es la canción más cursi del mundo” como una voz aguda y el trinar de los pájaros en segundo plano. Escrita por Minnie Riperton, ni la melcocha impidió que “Loving’ You” fuera un éxito en Estados Unidos y Reino Unido en 1975.

Momento más cursi: “Cause loving you is easy cause you’re beautiful / and every day of my life is filled with loving you.”

Your Song – Elton John

Sir Elton John ha dado al mundo grandes canciones –y los más estrafalarios vestuarios en el mundo del espectáculo. Pero pocas tienen el nivel de glucosa de esta letra compuesta por Bernie Taupin, letrista de grandes éxitos del intérprete. 

Momento más dulce: “You see I’ve forgotten if they’re green or they’re blue / Anything the thing is what I really mean / Yours are the sweetest eyes I’ve ever seen.”

Te quiero tanto, tanto – Onda Vaselina

Los años 90 fueron la era de oro para el pop en México. Ejemplo de ello es esta melosa canción de la Onda Vaselina –de la última producción que hicieron con este nombre– que repite tanto tanto tanto esta misma palabra que te hará creer de nuevo en el amor, justo como si fueras adolescente.

Momento más meloso: “Pues tal vez / el mundo aprenderá con nuestro amor / Lo bello que es amar / Y tal vez lo vuelva a repetir pareja por pareja / El mundo entero al fin.”

Trudly Madly Deeply – Savage Garden

Allá abajo, en Australia, hubo hace tiempo tanta miel que se transformó en el himno de todo adolescente enamorado. Sin embargo, esto no evitó que el dueto tuviera un final amargo: se separó tras su segundo disco. Eso sí, queda esta canción con una voz delicada y una letra tan melosa que le subiría el azúcar incluso a Winnie The Poo.

Momento más empalagoso: “I want to stand with you on a mountain / I want to bathe with you in the sea / I want to lay like this forever / Until the sky falls over me.”

Eres – Café Tacvba

¿Reconoces esa sensación de ser ignorado por tu crush? Café Tacvba también. Lo tomó, lo envolvió en una gruesa capa de algodón, lo espolvoreó con azúcar para glasear y lo convirtió en esta canción del disco Cuatro Caminos. Del video mejor ni hablar.

Momento más azucarado: “¿Qué más puedo decirte? / Tal vez puedo mentirte sin razón / Pero lo que hoy siento es que sin ti estoy muerto pues / Eres lo que más quiero en este mundo eso eres.”

Mis impulsos sobre ti – Aleks Syntek y la gente normal

Hace muchos años, cuando Aleks Syntek no ranteaba en redes sociales, tenía una banda con la que interpretó esta canción sobre lo que sienten todos los enamorados no correspondidos. Eso sí, en estos tiempos bien podría ser una declaración de violencia emocional.

Momento cursi: “Todo cambia de color / Cuando estás cerca de mi / Porque llenas mi interior / Y me arrancas el amor.”

Me haces bien – Jorge Drexler

Desde Uruguay llega una de las canciones más azucaradas –tan llena de melcocha como un pedazo de piloncillo húmedo–, escrita por el siempre dulce Jorge Drexler. Una melodía fina, una voz suave y una letra tierna convergen en este empalagoso tema.

 

Momento más pegajoso: “Basta ver el reflejo de tus ojos en los míos / Cómo se lleva el frío / Para entender / Que el corazón no miente / Que afortunadamente / Me haces bien.”

Close To You – The Carpenters

De pronto el objeto de tu afecto aparece. Se abre el cielo y cae sobre su cabeza un haz de luz. El viento sopla y te sientes el ser más afortunado sólo por ser merecedor de ver su sonrisa. ¿Te haz sentido así? Pues así de cursi, tanto como la voz de Karen Carpenter, es esta canción que dejará pegajosos tus oídos.

Momento más pegajoso: “On the day that you were born / the angels got together / and decided to create a dream come true.”