Tremendo lío se ha armado en “La Madre Patria”. Una concursante del reality show Operación Triunfo se ha negado a cantar una frase incluida en la canción “Quédate en Madrid”, de la exitosa agrupación española Mecano, por considerarla homofóbica.

“Siempre los cariñitos me han parecido una mariconez” es la línea en cuestión. La concursante María se niega a cantar eso por considerarlo ofensivo para la comunidad LGBT y le han pedido a Ana Torroja, la intérprete original y jurado de este certamen de canto, que autorice el cambio de la palabra “mariconez” por gilipollez (estupidez).

La voz cantante de la afamada agrupación ha respondido mediante un hilo de publicaciones en Twitter: “Mecano, tanto como grupo, como cada uno por separado, siempre ha defendido la diversidad, el amor libre, la libertad de expresión y un largo etc., y además tiene uno de los himnos más bellos escritos nunca defendiendo el amor homosexual: Mujer contra mujer.”

En pocas palabras, Torroja dice que esto lo han llevado tan lejos, que ha llegado al terreno de la corrección política. Además, dijo, no estar en capacidad de autorizar la modificación de la letra, primero, porque no está de acuerdo, y en segundo, porque el único que podría hacerlo es el autor de la canción: José María Cano.

Parece que esta línea en la canción que Mecano publicara hace 30 años (1988, para ser exactos) en su álbum Descanso dominical, da relieve a una situación que vivimos con mucha frecuencia y que en estos años se ha convertido en la partitura de la sociedad contemporánea: corrección política.  

Corrección política

Vamos a ver, según Ana Torroja, en el contexto de la canción el significado hace referencia a lo bubo, lo tonto o lo cursi que puede resultar los cariños para una persona. Nada de insulto a una persona y sus preferencias sexuales.  

Lo tremendamente cierto es que, en el caso de Mecano, no podemos reducir su importancia como grupo estandarte para la diversidad sexual a esta expresión que ahora, a esta generación, podría chocarle. La banda de pop, escapó a todas las categorizaciones de la época. Se arriesgó con su propuesta musical y su estética con un pie en lo andrógino para hablar de temas de los que se hablaba poco en su generación.

“¿Quien detiene palomas al vuelo, volando al ras del suelo? Mujer contra Mujer” es casi un himno al amor entre dos mujeres. “Stereosexual”, es una alegre y simpática salida del clóset entre notas de un blues donde se escucha “¿y qué dirán de mí? dirán que eres gay… no te apures Rey”. Incluso, grabaron “El fallo positivo”, un tema que tomó demasiada fuerza a principios de los años 90 cuando la epidemia del sida registró grandes pérdidas a nivel mundial.  

¿Qué es lo que tiene que ocurrir con estas palabras? la respuesta escapa a una simple colaboración de un sitio web. Lo cierto -y comprobado- es que censurar y prohibir sus usos no crean ambientes de mayor tolerancia. Todos los vocablos están determinado por sus contextos. Claro que será sensato tomarse el tiempo de reflexionar su impacto. Pero en el caso de esta canción de Mecano que, dicho sea de paso, es un rolón, el sentido es muy claro.

Mecano ha hecho más que esta “mariconez” por la libertad y la visibilidad LGBT al poner en el radio temas que nos identifican, canciones que dieron pie a la posibilidad del amor entre iguales cuando pocos (casi nadie) se atrevía a decirlo.

Ana Torroja, la voz cantante de Mecano (Getty)
Ana Torroja, la voz cantante de Mecano (Getty)