A pesar de una hora de retraso y de esperar bajo la lluvia, el público esperó a Shakira en el Estadio Azteca para presenciar su regreso a México. Ya que pasaron 7 años para que la colombiana cantara de nuevo en nuestro país. 

Alrededor de las 9:30 de la noche, comenzó a salir humo amarillo dentro del Azteca. Enseguida sonó “Estoy Aquí” y era señal que Shakira por fin estaba lista para salir al escenario. La intérprete agradeció a sus fans por esperarla bajo la tormenta eléctrica.

Shakira también interpretó “La tortura” en el Azteca.
Foto: Cesar Vicuña

“Han sido 7 años. México gracias por siempre estar, en las buenas y en los momentos difíciles de mi vida”, recordó la cantante sobre su ausencia en el país. “Siento que este país también es mi casa”, continuó. 

Una de las expectativas del público era si cantaría los temas que la hicieron exitosa en los años 90. Y Shakira cumplió. Luego del mensaje de agradecimiento, siguió con “Si te vas” y luego intercaló con canciones de El Dorado como “Me enamoré” y “Perro Fiel” para continuar con “Inevitable”, uno de los momentos más emotivos del concierto junto con “Antología”.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Un show para el recuerdo anoche en el Estadio Azteca! Y hoy… otra vez! Gracias México por hacerme sentir en casa! Shak (En el Facebook de Shakira encontrarán el vídeo completo)

Una publicación compartida de Shakira (@shakira) el

Publicidad

Asimismo, la colombiana de 41 años sorprendió con su movimiento de caderas. Para interpretar “Suerte”, la performer apareció con una misteriosa máscara y outfit de top y cadenas doradas que sonaban cada que hacía su característica danza árabe, algo que parecía que Shakira había dejado en el pasado.

Un momento familiar

Después de un breve intermedio del cuento animado -narrado por su hijo Milán- de una diosa en las pantallas, siguió con “Underneath Your Clothes”. Otro emotivo momento del concierto fue cuando al terminar de cantar “Amarillo”, volteó su guitarra para mostrar el retrato pintado que tiene de Piqué y sus dos hijos.

Luego de “Waka Waka”, canción del Mundial, Shakira salió en un vestido rosa y descalza para bajar hasta la pista del Azteca y saludar a sus fans.

“Hips don’t lie” y “La Bicicleta” fueron los momentos culminantes del primer concierto de Shakira en Latinoamérica como parte de El Dorado World Tour. Asimismo, durante la canción que canta con Carlos Vives, el escenario se iluminó con los colores de la bandera LGBT. Shak continuó luciéndose con sus caderas por todo el escenario y finalizó con un “Muchas gracias México, los amo”.

 Shakira tendrá un concierto más en el Azteca para dirigirse a Guadalajara y posteriormente a Monterrey. De ahí partirá al resto de Latinoamérica hasta llegar a Colombia.