Con 24 años de edad, el venezolano Rodolfo Barráez, se impuso en el primer Premio Internacional de Dirección de Orquesta OFUNAM, con lo cual se perfila como una de las batutas a las que no hay que perderles la pista y seguir sus pasos en el universo de la música clásica.

El jurado reconoció el carisma, la fuerza y la sensibilidad del joven al momento de dirigir la Orquesta Filarmónica de la UNAM en la gala final de este certamen celebrada el pasado domingo 23 de septiembre en la Sala Nezahualcóyotl de  Ciudad Universitaria al sur de la capital.

Rodolfo Barráez destacó con un excelente uso de la técnica y el conocimiento musical y la empatía necesarias para conectar con el resto de los músicos que integran a una de las agrupaciones sinfónicas más importantes del mundo. El venezolano, logró avanzar en las etapas del concurso en el que participaron 93 directores de orquesta menores de 35 años.

Rodolfo Barráez destacó con un excelente uso de la técnica (Cortesía)
Rodolfo Barráez destacó con un excelente uso de la técnica (Cortesía)
Publicidad

A la final solo lograron llegar 3. El ganador, la china de 27 años Jiajing Lai y el español François López-Ferrer, de 28 años de edad. Durante el recital de la final, los tres participantes tuvieron enfrente el reto de interpretar Collage para orquesta de Armando Luna, una pieza que, por su particularidad, requiere el uso de todos los instrumentos y demanda una mayor atención y complejidad para quien dirige.   

La segunda pieza fue elegida por sorteo para cada director. A Jiajing Lai le tocó el primer movimiento de la Sinfonía Núm. 2 de Brahms; a François López-Ferrer, el primer movimiento de la Sinfonía Núm. 5 de Chaikovski, y a Rodolfo Barráez, el cuarto movimiento de la Sinfonía Núm. 9 de Dvorak.

China y España, los otros dos finalista. (Cortesía)
China y España, los otros dos finalista. (Cortesía)

Rodolfo Barráez estudió música desde pequeño en su país natal. Fue cantante, tocó la flauta y finalmente se decidió por el violín. Fueron sus profesores quienes lo empujaron a incursionar como director de orquesta. Actualmente es director itinerante del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela y realiza estudios de posgrado en la Hochschule für Musik Hanns Eisler de Berlín. También fue uno de los 14 directores seleccionados en el Concurso Mahler de 2016.

“Yo me formé en el sistema venezolano. La primera vez que dirigí yo no sabía que podía dirigir; simplemente me paré y empecé a corregir,” compartió en conferencia de prensa. Para ser un director de orquesta, dice, no solo es importante lo técnico y lo musical, también entra en juego la parte personal. “¿Cómo le dices a la orquesta tus ideas musicales? ¿cómo le llegas a ellos para que te respondan? Les tienes que agradar. No soy un dictador.”

Estudió música desde pequeño en su país natal (Cortesía)

Barráez, se suma a la gran tradición venezolana de directores de orquesta a la que pertenecen el afamado Gustavo Dudamel, director de la Filarmónica de Los Ángeles y la Sinfónica Simón Bolívar. Considerado como uno de los referentes actuales de la música clásica.

Este galardón, entregado por la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM y la Dirección General de Música de la Universidad, busca reconocer a los nuevos talentos e impulsarlos a consolidar sus carreras . El premio está dotado con seis mil dólares americanos, así como la invitación para dirigir un concierto durante las temporadas 2019-2021 con algunas de las casi 20 orquestas de México y el extranjero que apoyan el premio.