Todo indicaba que la cosa moriría temprano y la idea de un eventual after resultaba tan irreal como que alguien se hiciera rico estudiando Diseño gráfico en 2018. Hasta que alguien sugirió: “¿Por qué no te pones un reguetón?” ¡Pum!

Ni siquiera con el tema de las elecciones pasadas en México había visto opiniones tan divididas como con el tema del reguetón. A muchos les preocupaba que si escuchábamos a J. Balvin el depa se transformaría en una sucursal de Tepito, con motonetas incluidas. Por otro lado estaban quienes argumentaron que así como el perro es el mejor amigo del hombre, el perreo representa al mejor amigo de mujeres y hombres que fiestean como se debe. Porque nos representa.

Ganaron los segundos y aquella reunión volvió a la vida. Resucitó como si Yisus en persona nos hubieran ordenado: “¡Levántense y perreen!” Para que me entiendas, se descontroló. Nos la amanecimos. De ahí se me ocurrió esta lista de respuestas a las críticas que más se le hacen al reguetón.

1. Sus letras dicen puras babosadas… Naaa

¿Y me vas a decir que en la vida real todos decimos sólo frases profundas y filosóficas? Yo me he pasado cuatro horas discutiendo con alguien si Mariana es o no la culpable de que LuisMi cante esos rolones. Porque obvio todos vimos la serie.

2. Es sexista y nos trata como objetos… Naaa

¿Really? O sea que podemos compartir memes del negro del Whatsapp a diestra y siniestra o fotos íntimas de Montserrat Oliver, pero que no venga Maluma a decirnos que tiene 4 babys porque nos brinca la tía persignada que todos llevamos dentro. Parfavar: quien tenga su celular libre de porno que arroje la primera piedra.

3. su MÚSICA es repetitiva… Puede ser

Si nos ponemos exigentes, la mayoría de las canciones que escuchamos en la fiesta lo son. Precisamente por esa razón: son canciones para bailar. Si te quieres deleitar con Radiohead mientras dormitas en tu cama o abrirte las venas con una baladón de The Weeknd, se vale. Pero, ¿se te ocurre algo mejor que un montón de gente medio desnuda, medio borracha y medio alv bailando en una pool party a ritmo de: “Se pone caliente cuando escucha este perreo…”?

4. Es pura modita… Naaa

¿A poco enfermarse de influenza es una moda? Si Juanes, Shakira y Enrique Iglesias le entraron es porque el reguetón es lo de hoy. Una infección que sí postrará a tres en cama, pero con muy buena compañía.

5. Da vergüenza… Naaa

Vergüenza que no sientas orgullo de tus raíces latinas. Hasta Justin Bieber trata de washear en español de lo cool que se percibe lo latino en otros países. Los europeos y los gringos están perreando con todo. ¡Googléalo si no me crees!  

Todas las canciones caben en tu cuenta de Spotify sabiéndolas acomodar. Esta fiesta de la que te hablo es la prueba.