Hace unos meses, la música perdió a una de sus grandes, Dolores O’Riordan. La incertidumbre sobre las causas de su muerte por fin ha terminado.

Según reveló este jueves la corte de Westminister, la vocalista de Cranberries se ahogó en la tina de baño de su hotel, mientras se encontraba en estado de ebriedad.

En el mismo reporte, citado por El País, se dio a conocer que O’Riordan no presentó signos de violencia en su cuerpo. Por otro lado, se dijo que la encontraron con media decena de botellas de alcohol a su alrededor y restos de narcóticos. Además, el reporte toxicológico indica presencia de estas sustancias en la sangre.

Piden respeto

La banda publicó en Twitter un comunicado en el que piden a sus seguidores respetar la privacidad del grupo y de su familia.

 

“Dolores vivirá eternamente a través de su música. Ver el impacto tan positivo que tuvo en la vida de las personas ha sido una fuente de gran alivio para nosotros. Queremos agradecerles a todos nuestros fans por la gran cantidad de mensajes y su apoyo continuo durante este tiempo tan difícil”.

A principio de año, la cantante de origen irlandés y vocalista del grupo The Cranberries, fue encontrada sin vida en el cuarto de un hotel de Londres.

Dolores es la responsable de canciones como “Dreams”, “Zombie”, “Linger” y “Just My Imagination”, convirtiéndose en una de las figuras del pop rock de los años noventa.