En México todos hemos oído hablar de Lollapalooza. Muchos, incluso, se han lanzado a disfrutarlo y, una vez que lo hacen, siempre quieren volver. ¿Por qué? Porque la experiencia va mucho más allá de la buena música.

En primer lugar, es un festival que realmente piensa en sus asistentes. Tiene una organización impecable con un ejército de embajadores que te asisten en lo que se te ocurra (hasta ventiladores que hacen el paro para las altas temperaturas). Incluso en los conciertos más “importantes” hay servicio para gente con problemas auditivos. Ninguno se pierde la letra de las canciones. 

lollapalooza
El festival Lollapalooza se celebró este fin de semana en Chicago. (Foto: Sarayd Luna)

Y para los niños, también hay un espacio encantador: Kidzapallooza. Además de juegos y comida, lo más cool es que les ponen súper buena música. La misma que escuchamos en los ocho escenarios del festival.

Nuestros actos favoritos

La energía desbordante de Jack White, la fiesta de Vampire Weekend, el dominio de Arctic Monkeys y la perfección de St. Vincent. Pero también nos encantaron The National –los más cool– y Børns –una gran mezcla de Jim Morrison y Prince–.

Nuestros grandes descubrimientos

Khalid, Petit Biscuit, Tash Sultana y The Neighbourhood. Si bien, Lykke Li, Cigarettes After Sex y Dua Lipa hicieron lo suyo, sin duda The Weeknd fue una de las presentaciones más exitosas.

 

PALOOZA

Una publicación compartida de The Weeknd (@theweeknd) el

Y quien se llevó el festival fue Bruno Mars. No cabía ni un alfiler en la presentación de este ícono hawaiano. Todos lo bailaban y coreaban; una locura.

 

Thank You Lollapalooza! #ChiTown

Una publicación compartida de Bruno Mars (@brunomars) el

Por cierto, varios de los grupos que despertaron muchas pasiones en Chicago, lo harán en noviembre en la CDMX, porque van al Corona Capital.