Después de rumores sobre la fecha de lanzamiento, Drake cumplió con lo dicho y por fin ha sacado Scorpion, su quinta producción de estudio; sin embargo, sorprendió al revelar varios secretos personales, además incluir temas inéditos. Aquí te decimos los destacados de este disco.

Un hijo escondido del mundo

Sorpresa, sorpresa. Resulta que Drake tiene un hijo llamado Adonis. ¿La mejor forma de confesarlo? A través del tema The Story of Adidon.

¿Pero cómo mantener un secreto de ese estilo? “No estaba escondiendo a mi hijo del mundo, estaba escondiendo el mundo de mi hijo / No corro a contarle los breaking news en mi vida en los blogs / Los únicos a los que quiero contarles puedo marcarles desde mi teléfono”. Así se escucha uno de los fragmentos en Emotionless, para el cual tomó como inspiración Emotion de Mariah Carey y en la cual revela por qué es que escondió a Adonis.

La muerte de XXXTentacion

Por la temática, Talk Up podría ser una de las últimas canciones del álbum en grabarse, pues es un homenaje al rapero fallecido hace tan solo 11 días. Se agradece el homenaje bien armado a lado de Jay-Z.

El error de “colaborar” con Michael Jackson

Bien es sabido que aún existe bastante material del Rey del Pop, inclusive este ha dado para elaborar un par de producciones discográficas más. Drake, por su parte, aprovechó la situación e incluyó la voz de Jackson en Don’t Matter To Me. ¿Emocionante? Tal vez para los fanáticos, pero honestamente, todo en esta canción está mal: el ritmo, vocales poco complementadas… Escúchala por ti mismo.

25 tracks, album doble

Incluyó sus éxitos God’s Plan, I’m Upset y Nice For What, además de las colaboraciones ya mencionadas y algunos featurings con artistas destacados, como Ty Dolla $ing y Nicki Minaj. Ninguno de ellos alcanzó la barra tan alta que dejó Views, su disco anterior que todavía está dentro de las primeras 60 posiciones del Billboard 200, pero al menos Drake da conocer al humano detrás del cantante.

El mensaje a sus haters

La “carta” que acompaña la publicación dice: Odio cuando Drake rapea. Drake canta demasiado. Drake es un artista pop. Drake ni siquiera escribe sus propias canciones. Drake no viene de abajo. Drake está acabado. Me gusta más el Drake de antes. Drake hace música para niñas. Drake piensa que es jamaiquino. Drake es un actor. Drake cambió a cualquier otra persona. Drake… Sí, sí, lo sabemos.

 

En conclusión: Drake hará lo que quiera, pero Scorpion tiene un camino largo por recorrer. Sus sencillos “potentes” ya se estrenaron hace tiempo y de los restantes ninguno figura para tener la misma fuerza. Eso sí, que nos explique cómo son las “canciones para niña”.

Por Jimena Sánchez