Lowers es uno de los secretos mejor guardados de Internet. Se trata de una disquera discreta, fundada en Ciudad Juárez hace más de cinco años.

Por su manto han pasado muchos de los mejores productores de música electrónica de baja frecuencia que hay en México actualmente.

Puede no ser un éxito en el mainstream de hoy, pero las recompensas del sello van más allá. Es una vitrina de talento, un espacio amigable para la experimentación y, sobre todo, un abismo en donde los bajos son la mejor constante.

Por sus filas han pasado personajes como Siete Catorce y Mock The Zuma, además de los de casa como Nesstrak, Wyno o Error.Error. Es una comunidad pequeña, pero gentil. Cada cierto tiempo sacude los códigos html ya sea con discos editados o compilaciones. Estas últimas llamadas High & Low llevan dos años consecutivos apareciendo. Son la gran puerta de entrada a uno de los mejores universos electrónicos que tenemos.

En su volumen dos vuelven a aparecer rostros familiares:

  1. Ahí están las atmósferas de Wyno ahora complementadas con un rap delirante.

2. También suena el drum & bass de Omaar construyendo el puente perfecto entre NAAFI y Lowers.

3. La dimensión desconocida de Error.Error se suma a la narrativa sonora de Mock The Zuma.

4. La alucinante presencia de Amazondotcom,

5. El contraste de Crocat y Pájaro Sin Alas.

6. La ansiedad de Siete Catorce están presentes.

Nuevos invitados a la fiesta más oscura de Juárez.

7. Entre ellos destaca la gradual labor de $eñor $in $exo (integrante de Los Macuanos).

8. La cadencia de Loprofile.

9. La tranquilidad de Riituvis.

10. El delirio de Jags

11. El hipnotismo de Undrwght.

Son 22 canciones que arrojan sorpresas sin parar. Este desfile de texturas exhibe un nuevo rostro de la música electrónica injustamente valorado.

Celebrar el lanzamiento de una compilación como High & Low es necesario. No sólo porque es talento que hay que voltear a ver, sino porque, al igual que el gquom en Sudáfrica o lo de Príncipe en Portugal, va mucho más allá de la electrónica y sus alcances como música. Es toda una estructura de cultura que se construye a partir del sonido. Nada fácil de lograr en estos días complicados.