La forma en la que los compradores del siglo 21 nos relacionamos con las marcas está en un punto de inflexión. Las tiendas virtuales, las redes sociales, los smartphones y las tablets son los nuevos aparadores.

Los usuarios elegimos cada vez más hacer sus compras desde nuestros dispositivos móviles y la experiencia de usuario transita un camino de profundos cambios que es necesario que las empresas comprendan para llegar mejor al cliente.

Los siguientes puntos son algunos de los factores que las empresas deberían considerar para alcanzar el éxito comercial ante este nuevo escenario.

La explosión móvil

Acercar el producto a nuestra palma de la mano es comprender la nueva demanda. Hay un cambio en el paradigma y son las marcas quienes deben ir hacia nosotros y no al revés. En este sentido, los dispositivos móviles son el vehículo para llegar con productos y ofertas diferenciadas, mientras se simplifica la experiencia de compra.

El uso de redes sociales

Según la IMS Mobile para América Latina, en México el 84% de los usuarios se conectan para usar redes sociales. Y de acuerdo con cifras de We Are Social, los mexicanos pasaron en 2016 un promedio de 3 horas y 7 minutos al día en esas redes.

¿Qué significa esto? Que no solo hay que estar en las redes sociales, sino que también es necesario delinear campañas y estrategias efectivas en estas plataformas para alcanzar buenos resultados.

Big Data y Business Intelligence

Más de una vez, al momento de pagar en una tienda física, recibimos un cupón de descuento para una futura compra. El problema es que en muchos casos -sino es que en la mayoría- ese ticket no nos sirve. “¿Por qué me da un descuento en pañales, si nunca jamás en la vida los he comprado?” es una frase bastante común. Hacer uso de herramientas de inteligencia de negocio y aprovechar el gran caudal de datos de la audiencia permitirá a la marca conocernos más y ofrecernos beneficios u ofertas que realmente sean aprovechados, para provocar una mejor interacción.

La seguridad y la confianza

Si bien el número está en franco descenso, aún existen usuarios que no compran por internet por miedo a que la seguridad de su información se vea vulnerada.
¿Qué hacer, entonces? Explicar claramente que existen garantías, medidas de seguridad -preventivas y reactivas- y soporte frente a este tipo de inconvenientes. Darnos a los usuarios la tranquilidad que buscamos para adquirir productos a través de internet es un punto clave para el éxito de las compras.

El momento justo

Para el momento en el que decidimos entrar a una tienda virtual -o a la red social- de la marca, ya hay un gran porcentaje de la decisión avanzada. No puede haber fricciones, ni impedimentos, ni ningún error que haga que cambiemos de perspectiva o bien, corramos hacia la competencia. La experiencia de usuario es el gran diferencial entre concretar una venta y sumar un nuevo cliente fiel, a que nunca más volvamos a ingresar al sitio.

La experiencia de compra sigue siendo la clave para que regresemos a un negocio…o no volvamos nunca más.

Nota del editor: Christian León es Director General de Mercado Pago México.