Los ahora cuatro candidatos a la presidencia de México -ya sin Margarita Underwood Zavala– participaron este domingo en el segundo debate organizado por el INE en Tijuana, Baja California, lo más cerca de la frontera con Estados Unidos para que Donald Trump los pudiera escuchar, con eso de que fue muy citado.

El encuentro parecía prometedor, en parte por el formato del mismo en el que público podía intervenir con preguntas para los aspirantes: Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade, Ricardo Anaya y Jaime Rodríguez, pero al final, todo se fue convirtiendo en un talk show noventero entre ataques y nuevos apodos como el de Ricky Riquín Canallín, mientras que las propuestas pasaron a un segundo plano.

Por supuesto que estos momentos fueron buen material para los tuiteros para llenarnos nuestro feed de memes, con eso de que los candidatos ya son unos modelos perfectos. 

Bueno, ya decíamos que esta vez los candidatos respondieron a las preguntas del público presente en el estudio, aunque la cara de esa señora no parecía nada a gusto, un poco el malestar de un país y a la vez desconcertado con las propuestas de estos contendientes.

AMLO andaba muy chispita y en el debate se la pasó “macaneando”, como dijo, a sus contrincantes, como al aspirante de la coalición PAN-PRD-MC, Ricardo Anaya, de quien se cuidó de que no le robara la cartera, con eso que dice que le roba sus ideas, pero hay quienes ya tienen una solución para terminar con los rateros.

El candidato de Morena-PT-PES también presumió su buen estado de salud y ventaja en las encuestas, comparándose con un bateador profesional y su cantidad de hits y turnos al bat (tres veces contendiendo por la presidencia cuenta como eso).

No podían faltar las frases de siempre, ¿Luisito Rey también será de la Mafia del Poder?

Luismi tenía que estar presente también.

Por su parte, el candidato independiente Jaime Rodríguez, mejor conocido el Bronco, (y no el que canta la de zapatos de tacón), insistía en ver un abrazo entre AMLO y Meade, ¿ya ven cómo parecía un talk show?

El Bronco casi ni usó sus tiempos de réplica (los otros candidatos no lo tomaban tanto en cuenta) pero al hablar, el “compadre” dejaba a los presentes con la cara de “what?”.

A Anaya no solo le dijeron Ricky Riquín Canallín, otros en la red le vieron cierto parecido a otro personaje que también daba show los domingos. Mientras tanto, sobre el candidato del PRI-PVEM-PANAL, José Antonio Meade se dijo poco…

El tercer debate entre estos cuatro aspirantes se llevará el 12 de junio en Mérida, Yucatán, ya de cara al día de la elección el 1 de julio.