La indumentaria para practicar deporte debe ser la necesaria, pues gracias a esta puedes evitar una lesión e inclusive, mejorar tu rendimiento en el entrenamiento.

El calzado es, en particular, un accesorio que debe seleccionarse adecuadamente, pero hay muchos factores a tomar en cuenta antes de comprarlos.

Tipo de disciplina

Si corres se necesita absorber el impacto, si caminas convienen unos ligeros, para brincar aquellos con soporte de tobillos, y así sucesivamente. Depende qué se practique es la parte del cuerpo que requiere el mayor cuidado. 

Estilo de zapato

El material y la forma influyen en la protección que darán al pie, por eso los de tela, o con suela muy delgada, no evitarán sentir las altas temperaturas en la planta y la tela podría no ser lo suficientemente rígida para proporcionar una estructura fuerte.

Tiempo de vida

Por más de que tengamos unos favoritos, llega un punto en el cual los tenis dan de sí. Esto significa que perderán la función para la que fueron fabricados y los músculos, huesos o articulaciones serán los afectados. El estimado para cambiarlos está entre 20 y 25 semanas, por cada 32 kilómetros corridos cada siete días.

Beneficios

Lo principal es mantener al cuerpo sano de afecciones comunes, pero para quienes buscan incrementar su performance, deben saber elegir sneakers adecuados es primordial. Por ejemplo, en los cambios de dirección, o la velocidad alcanzada de acuerdo al peso del tenis.

Lesiones

Desde callos y juanetes, hasta esguinces, fracturas, tendonitis y metatarsalgia, nuestro físico puede resultar comprometido por no portar los zapatos adecuados. Los tobillos, las rodillas y la espalda suelen ser las áreas más afectadas, pero también las más frágiles, así que al ir a comprar a una tienda asegúrate de revisar bien las especificaciones de cada modelo.

Por Jimena Sánchez