Un estadio de futbol no es tan diferente a una sala de cine. Todos depositan su atención en un rectángulo (la cancha y la pantalla) y desde las gradas, uno se entrega sin filtros a lo que pasa al frente, y, en sentido contrario, delante hay actores que quieren contar una historia, erizar la piel, arrancar lágrimas, cortar alientos.

No es casualidad que las películas y el futbol funcionen tan bien cuando se les junta y que, en cierta medida, el correr del celuloide llegue a emocionar tanto como un tiro de tres dedos. No es raro, entonces, que cineastas de élite y culto como Emir Kusturica hayan puesto a correr la cámara cuando rodaba el balón.

“El futbol depende del tiempo, los noventa minutos del partido y los que regala o inventa el árbitro”, escribiría Juan Villoro. Y de inmediato encontramos otra semejanza. En promedio, partidos y películas duran entre 90 y 120 minutos.

Estos filmes, que hemos elegido en el marco de la Copa del Mundo Rusia 2018 y que van desde la ficción hasta lo documental, lo justifican: en un cine no se puede gritar un gol, pero se puede vivir igual.

Hombre de Fe

En uno de los barrios de Costa Rica donde hay carencias y adversidades, ahí creció Keylor Navas. Su temple y determinación lo llevaron a nunca darse por vencido, y fue así como logró llegar a guardar la portería del Real Madrid. Esta historia es expuesta en el filme de Dinga Haines.

Maradona by Kusturica

El documental dirigido por Emir Kusturica aborda las glorias y desgracias de Diego Armando, el jugador más importante en la historia de Argentina. Se trata de un retrato en el que, por supuesto, se retrata su adicción a las drogas.

Green Strett Hooligans

Lexi Alexander abordó el lado crudo de la afición europea, esa que el amor a la camiseta se manifiesta con violencia. El filme, protagonizado por Elijah Wood y Charlie Hunnam ganó el Premio Especial del Jurado del festival SXSW.

Goal! The Dream Begins

Esta historia de Danny Cannon es un clásico en el país. Protagonizada por Kuno Becker, y con cameos de Zinedine Zidane y David Beckham, va sobre un migrante mexicano en EU que por su buen juego es reclutado para jugar en Inglaterra. De esta película se dijo que habría una tercera entrega, supuestamente con temática mundialista, pero Becker aseguró que él ya no sentía que el guión fuera orgánico.

Victory

En 1981, el cineasta John Huston y Sylvester Stallone compartieron esta historia, basada en la vida real, sobre un grupo de prisioneros aliados en la Europa ocupada, que se enfrentarían en el campo de juego a los nazis.

Por Enrique Navarro