maratón

¿Alguna vez has considerado correr un maratón? Seguramente, algo que te ha detenido a hacerlo es la cantidad de dudas sobre cómo enfrentar por primera vez a este intimidante reto.

Si es así, sigue leyendo para descubrir que, en realidad, es bastante sencillo conseguirlo con la adecuada planeación y preparación. Después de esto, solo deberás preocuparte por tus tiempos.

Arma un plan de entrenamiento

Es importante armar un plan que te ayude a aumentar gradualmente tu resistencia y velocidad, incorporando suficiente descanso para evitar lastimarte y así llegar a la carrera en tu mejor condición física posible.

Sé realista con tus tiempos libres para crear una agenda que en verdad vayas a cumplir y ponte metas exigentes pero realistas. Así, al lograrlas sentirás una mayor motivación. 

Corre distancias largas

correr un maratón
Foto: Warren Wrong en Unsplash

 

Si nunca antes has corrido un maratón, no debes estar acostumbrado a las carreras largas. Poco a poco, debes acostumbrarte a estar en movimiento durante varias horas. Para esto, dedica el tiempo suficiente algún día de la semana y, durante tres horas, entremezcla etapas de carrera con caminatas para descansar sin parar en su totalidad.

Aprende a comer

Durante la etapa de entrenamiento es importante elegir la comida indicada para ayudarte a recuperar energía. Contacta a un nutriólogo para basarte en un plan de alimentación personalizado de acuerdo con tu peso, grasa y músculo, para asegurar así tu mejor rendimiento y nutrición. Asegúrate también de estar consumiendo la cantidad de líquidos necesaria para no deshidratarte.

Consigue el equipo adecuado

Invierte en un par de tenis específicamente para correr, que sean cómodos y flexibles, para asegurar así que tu cuerpo esté protegido

Busca también ropa fresca, de nailon o poliéster para expulsar la humedad y sin mayores dobleces o adornos que te puedan causar irritación por el roce. 

Arma tu grupo

Encuentra y conéctate con otros corredores que quieran entrenar para un maratón. Tener compañeros de ejercicio es la mejor estrategia para mantenerte motivado y competitivo, logrando que tu entrenamiento sea tan físico como psicológico. Además, es más sencillo seguir una dieta establecida cuando esta es una tarea de equipo. 

Por Doménica Díaz