Mohamed Salah es el máximo goleador de la temporada futbolística en la Premier League y ahora se ha convertido en un símbolo contra la discriminación religiosa.

Por José Miguel B. Ávila