Estirar el brazo derecho hacia el lado izquierdo y el izquierdo a la derecha. Girar el cuello hacia atrás en semicírculos. Pequeños saltos alternando rodillas arriba. Te estás preparando para el medio maratón.

La flexión de la espalda hacia abajo con los brazos estirados, simulando el movimiento de una bailarina de ballet. Una zancada y luego otra. Y otra.

El bombeo de sangre acelera, mientras el oxígeno entra y sale de los pulmones, y la mirada al frente. Siempre al frente.

“En la meta pienso ‘no te pares’ y siempre corro con mi visera roja”, cuenta Laura Guzmán, quien después de ser mamá retomó un entrenamiento físico y se enganchó con el running hasta los 40 años.

“Empecé a hacer bici de montaña cuando tenía 32, pero mi primer medio maratón fue a los 41”.

Jesús, en cambio, dice ser un corredor bastante novato. Tres años y medio corriendo, dos medios maratones en la Ciudad de México y uno en Toronto son sus números. Comenzó por invitación de su novia y admite que “era un flan, completamente lento. No sabía respirar; empecé a agarrarle la onda hasta los cuatro meses”, explica.

Medio Maratón CDMX
El Medio Maratón CDMX es ideal para que saques lo mejor de ti. Foto: 21kcdmx.com/

La distancia ideal

Y es que para quienes ser “runner de parque” no es suficiente y considerarse maratonistas es demasiado, la distancia ideal es de 21 kilómetros.

Los 42 kilómetros con 195 metros fueron incluidos como parte del programa de atletismo en los Juegos Olímpicos desde 1896 (en la categoría masculina y hasta 1984 en la femenil), el origen del medio maratón, por otro lado, es incierto y no tiene participación olímpica.

La prueba más antigua registrada es el Medio Maratón de Lima, en 1909 y, desde 1912, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF por sus siglas en inglés) es el organismo que se encarga de avalar, clasificar y regular este tipo de competencias a nivel mundial.

En México, este tipo de carreras tienen una inscripción de 12 mil participantes en promedio, entre ellos Jesús y Laura, quienes aseguran que son bastante retadores, en parte por las subidas del relieve y por la altura a la que la capital del país se encuentra respecto al nivel del mar

Imagen oficial del Medio Maratón CDMX.
Imagen oficial del Medio Maratón CDMX.

La Ciudad de México cuenta con una prueba que, desde hace 12 años, crece en popularidad, a la par del tradicional maratón completo. El recorrido comienza y culmina sobre Paseo de la Reforma, atravesando algunas secciones de Chapultepec, que ofrecen aromas ajenos a los que la urbe acostumbra. 

La edición de este año aparece el 29 de julio en el calendario y será el prólogo para la búsqueda del maratón capitalino por la certificación dorada de la IAAF, a sólo un año de haber sido galardonada con la categoría de plata.

Entrenar en la capital del país, además, tiene sus guiños. La mayoría de los corredores, como Laura y Jesús, se encuentran los fines de semana en el Bosque del Ocotal, el Desierto de los Leones, la Pila, el Ajusco o el Nevado de Toluca para animarse juntos, sin importar el equipo de entrenamiento al que pertenecen. Tal y como lo hacen en cada competencia.

Correr, definitivamente, dice Jesús, hace una versión mucho mejor de ti, mientras Laura comenta que nunca es tarde para comenzar a cuidarte. Y opciones para competir aquí sobran.

México es uno de los países con más carreras de este tipo al año, entre ellas el Medio Maratón de la Mujer (Cancún, 4 de marzo), el Medio Maratón de San Miguel de Allende (18 de marzo), Medio Maratón de Metepec (27 de mayo) y el Medio Maratón San Javier, en Guadalajara (3 de junio).

La clave, subraya Laura, es disfrutarlo. “Cuando cruzo la meta me digo: ‘No pares. Disfrútalo'”.