En S1NGULAR conversamos mano a mano con el presidente de la Federación Mexicana de Golf, quien tiene ideas esperanzadoras para los amantes de este deporte 

Por José Miguel B. Ávila 

El titular de la Federación Mexicana de Golf, Jorge Luis Robleda, sabe que uno de los pendientes más importantes en México son los campos públicos, lugares en donde los niños puedan desarrollarse -como golfistas y seres humanos- sin los filtros económicos que caracterizan a esta disciplina.

“Antes de fin de año, tendremos el primer campo público manejado por la Federación Mexicana de Golf”, dijo con seguridad Robleda, pero sin adelantar en dónde o cuándo podría instalarse este espacio.

Cortesía Federación Mexicana de Golf

“Debemos buscar gente en otros estados que puedan unirse a estos proyectos”, añadió Robleda Moguel, un hombre que desde su juventud, en su natal Yucatán, adhirió a su vida los deportes y la función pública. El tenis y el golf son los deportes que le han permitido servir al país.

Publicidad

Aunado a esta intención de fundar el primer campo público de golf, el yucateco se refirió al proyecto First Tee México (mismo que estimula a niños dentro del mundo golfístico), el cual nació hace un año y está a cargo del mismo grupo que trajo a México el World Golf Championship:

“Esperemos que el Grupo Salinas, que también está metido en esto, ponga en función por lo menos un par de campos públicos más”.

Foto: Getty Images

Golf, a la alza

En un país donde la mayoría de los deportes vive bajo la sombra del futbol, consagrar otra disciplina o formar talento para ella requiere mucho esfuerzo, pero con el número de representantes internacionales en aumento, además del creciente interés que vive esta disciplina aquí, Robleda es optimista.

México tiene la representación internacional más nutrida en este deporte. Y eso se da, porque los últimos ocho o 10 presidentes de la Federación han crecido las partes juveniles. De ahí salieron estos representantes actuales. En PGA tenemos a Abraham Ancer y Bobby Díaz. Ahí vienen Carlos Ortiz, Rodolfo Cazaubón, y en mujeres ni se diga”, comentó con una sonrisa el presidente.

El golf mexicano vive su mejor momento

 

Robleda, con números, sostiene estas declaraciones, pues en 2017 fueron 261 niños los que nos representaron en torneos extranjeros y “hoy en día son cerca de 100 los mexicanos becados por golf en universidades extranjeras; ambas cifras son las más altas en el camino del golf por este país”.

Cortesía Federación Mexicana de Golf

“A finales del año, estipulamos que habrá cerca de ocho mil niños mexicanos jugando golf, de manera federada. Y a lo mejor habrá otros cientos que lo practiquen fuera de competencias”, sentenció el también empresario, en las inmediaciones del México Golf Show, un evento que permitió a los clubes de golf en México (registrados o no por la Federación) negociar cara a cara con las mejores marcas de cuidados y servicios golfísticos en el mundo.

Acerca del World Golf Championship, que celebra su segunda edición en México, sobre los greens del Club de Golf Chapultepec, Robleda auguró:

“Soy muy conservador y tradicional con mi fanatismo. Por eso quiero que Phil Mickelson gane. Me encanta el tipo, me gusta su forma de luchar. Pero los chavos vienen con todo, como Fowler y Thomas. Lo que me gustaría es que gane Mickelson y que el mexicano Abraham Ancer pase el corte”.