Una cosa es que al principio de tu relación creas que por fin encontraste el amor eterno e inolvidable y otra, muy diferente, es que realmente lo sea.

No te daremos las señales que indican que tu relación va directo al fracaso, porque es verdaderamente obvio cuando suceden ciertas cosas. O sea, si te deja plantado/a; te critica porque amas a Pink Floyd, mientras ella/él ama a Maluma; jamás echan pata y prácticamente sólo le falta presentarte a su segundo frente; entonces tu relación no va por muy buen camino.

Peeeero, hay una luz al final del túnel. Si le has preguntado a tu pareja: ¿a dónde va nuestro amor? ¿Te gustaría saber si tu relación es la dueña del balón o sólo será una migraña más? Continúa con tu lectura.

  1. ¿Tú que sabes del amor si nunca has sabaneado un gas?

Simple, llano y conciso. Si nunca lo has hecho, tu relación probablemente no dure mucho más.

  1. Han soportado las inclemencias corporales

No sólo los gases sabaneados, también el aliento matutino, las gripas, diarreas y granos exprimidos. Quien ha aguantado esto puede aguantar una guerra entera.

  1. Ha aguantado vara en el tráfico por ti

Quizá una de las señales más precisas de amor profundo. Dicen que el amor termina en Periférico, pero ¿qué tal que no tiene límites?

  1. Gritos y sombrerazos certificados por Discusiones con Final Feliz SA de CV

Todos hemos discutido con nuestra pareja en algún momento. Eso que ni qué. Pero una cosa es Juan Domínguez y otra es no me friegues. Discutir con final feliz significa que llegan a acuerdos, que no hay ganadores ni perdedores, sino que ambos aceptan sus errores y hablan sobre lo que les molesta. Se escucha fácil, pero sólo lo logran los grandes. Y qué mejor si tienen sexo después de cada pelea. Puntos extra.

  1. ¿Te atreves? ¡Claro que sí, cómo no!

¿Sexo en el elevador? ¿Asistir a un bar swinger? Ustedes jamás pierden la capacidad de asombro. Ambos aceptan conocer cosas nuevas, desde juguetes sexuales hasta hacer cosas que jamás se habrían atrevido de no ser por tener esta relación. La puritita novedad, le dicen.

Esta relación vale la pena si…

  1. ¿Juicios? Si acaso el verán el Juicio Final

Bah, te gusta Maluma. No es como que te lo aplauda, pero tampoco te juzga. Es más, tiene un playlist en su teléfono con las canciones que gustan, aun cuando no son su mero mole. De hecho, tampoco juzga tus decisiones. ¿Piensas renunciar a ese trabajo en el que ganas como el Sha de Irán, pero que odias con odio jarocho? Él/ella te apoya en lo que hagas.

  1. Canta el Himno de la Alegría

Bueno, no precisamente, pero sí se alegra infinitamente con tus logros. Festeja tus éxitos y admira lo que haces. Y cuando encuentras a alguien que te admira, estás del otro Laredo, Texas.

  1. Aguanta a tu familia

Ya, sabemos que la amas, pero también sabes muy bien que convivir con ellos es un dolor de estómago. Si aguanta los mocos de tu hermanita, las jetas de tu hermano y los sermones de tu papá, entonces es el indicado.

  1. Te presta cosas que son intocables

Su coche, su almohada favorita, su tarjeta de Starbucks, es más, hasta su cepillo de dientes, pero sobre todo… su clave de Netflix. Eso, queridos lectores, es amor puro y duro.

¿Han palomeado la mayor parte de la lista? Si su respuesta es afirmativa, entonces han encontrado a la persona indicada. Sin aburrimiento ni monotonía. Esto es amor del bueno.