El crush nos quita el sueño, el hambre, las ganas de vivir. Algo así como los lunes cuando llegas a la oficina, aprietas el botón del ascensor y mientras te acercas a tu cubículo te preguntas: “¿Para qué nací? ¡Ya mejor llévame, diosito!” “¡Mejor se hubiera volteado mi andadera cuando era bebé!”

Sin embargo, no todo es tan negro como el pasado de Kalimba. Aquí te van unos tips para ayudarte a superar a tu crush.

1. Deja de stalkear

Ojos que no ven, corazón que no siente. Si cada cinco minutos haces scroll en el timeline de tu crush, no te estás ayudando. Menos si lo que sube son fotos en la playa comiendo camarones con su nueva pareja, comiendo hamburguesas con su nueva pareja, comiéndose a su nueva pare… ¿ya me entendiste?

crushes

2. Imagínatel@ recién levantad@

Publicidad

Normalmente, cuando a alguien le da pavor hablar en público se le recomienda que se imagine a la audiencia desnuda. ¡Tú ya te has imaginado sin ropa a tu crush y eso no ayuda en este caso! Mejor piensa cómo se vería una mañana de sábado, después de una fiesta intensa: ¿a qué le olería la boca? Puede que así se caiga del altar donde lo pusiste.

crushes

3. Date un buen golpe en la cabeza

Ni tan fuerte como para quedar imbécil ni tan leve para que te haga cosquillas. Tal vez si juegas futbol americano sin casco, si te subes al metro en hora pico y en la dirección que no te corresponde o si reconoces abiertamente que votaste por “ya sabes quién” en una reunión de panistas, alguien te pegue con la suficiente fuerza como para que pierdas la memoria. No es el método más sano, pero para problemas extremos hay que tomar medidas desesperadas.

4. Sácate el clavo con otro clavo

Decía Juan Gabriel (lo sabes porque has berreado sus canciones en el karaoke) que la costumbre es más fuerte que el amor. Consíguete a alguien con quién sacarte de la cabeza a tu crush. ¿A quién? Buenas noticias: tú eres el crush de alguien. Todos somos el crush de otra persona. Si el universo conspira a tu favor, hazle realidad su fantasía a esa persona. Es probable que se te recompense con la misma moneda. Sólo cuidado, nunca dije que quien te tiene de crush no sea igualito a Hulk.

5. Que se arme

El tip más complicado de todos, pero sin duda el más efectivo: si logras transformar la tensión sexual que existe entre tú y tu crush en una relación con todas las de la ley, no tardarán en aparecer las direrencias, los pleitos, los celos y todas esas cosas que le dan sabor a una relación. Créanme, en poco tiempo ¡se convertirá en una pesadilla de la que querrás salir corriendo! Si nada de esto funciona, si cambiar de trabajo, de escuela, de dirección o hasta de sexo no te libera de ese enganchamiento a tu crush, la esperanza es lo último que se pierde. Lo importante es que tenemos salud.