En cada Mundial ya es tradición el llenar nuestro álbum Panini, con el intercambio de estampas y una inversión algo cara al final de cuentas. Pero para Rusia 2018 hay otro álbum que te pueda gustar llenar, además de ser una persona responsable en tu sexualidad usando siempre el gorrito.

La diferencia aquí es que no son los cracks que brillarán este año en tierras rusas, aunque sus nombres no son taaan conocidos (si es que tenemos la mente cochambrosa). Supongo has escuchado hablar de Aquiles Baeza o de Pilar Godoy, pues bien, ellos integran La selección Prudence, el álbum de los jugadores que nunca irán al Mundial.

Leer los nombres e historias de cada uno de los 30 “seleccionados” es diversión garantizada y de paso te aprendes unos albures.

Una de las razones que movieron a los creadores de este álbum fue el regresar al futbol a sus orígenes de barrio.

selección
Cortesía

“Quisimos sacar un poquito eso que estaba empolvado del futbol, que es la verdadera garra y las verdaderas ganas de jugar por jugar y por orgullo”, nos cuenta Alan Vera, director de Mercadotecnia de Prudence.

Todos estos jugadores viven en la memoria de otro personaje peculiar, Elmer Homero (y no precisamente ese candidato a la presidencia), quien asegura que esos futbolistas eran jugadores de verdad, forjados en el barrio, en las escuelas, en las canchas de tierra. Nomás nos faltaría Zague en esta selección.

Lo chido aquí es el papel del albur, el cual para Vera es un “patrimonio nacional” y que al igual no es natural este lenguaje entre los mexicanos, el chiste de la campaña es que la sexualidad también lo sea.

 

selección
Cortesía

“Si por el uso del condón se clasificara al mundial, México nunca participaría”, es parte del mensaje de este álbum, haciendo hincapié que en el país el uso del gorrito es de 4.5 por cabeza (cualquiera de la que estés pensando).

El álbum lo puedes conseguir en la compra de un paquete de 10 o 20 condones Prudence, mientras que los sobres te los dan en cualquier presentación. Solo los puedes adquirir en Seven Eleven y Farmacias Yza.

Por Jorge Gómez