Si vamos a hablar de amor actualmente, tendremos que abordar las relaciones de sentimentales en todas sus modalidades para así comprender que todo cambia y se transforma. No es para hacer un escándalo, solo por convivir.

Por Shantale Carrera

 

Cuando tienes entre 25 y 30 años ya llevas muchas horas de ensayo y de cometer errores propios de la inexperiencia y el enamoramiento hormonal.

Hay una idea circulando de que a los millennials les gusta seguir modelos de amor más tradicionales y para ello Ana Verde, sexóloga de Prudence (https://www.prudence.com.mx/), asegura que los millennials aprendieron de amor en las películas románticas, con la diferencia de que vivieron una adolescencia de revolución digital y eso les hizo romper paradigmas. Los nacidos después del 80, tienen ilusiones difusas, conversan acerca de nuevas formas de vivir y se liberan de lo que socialmente se espera de ellos, del “deber ser”.

Publicidad

Lo posmoderno abraza a los millennials con su la inmediatez, redes sociales y vínculos flexibles. Partamos de que los principios de la posmodernidad son el rechazo al dolor, poca tolerancia a la frustración, urgencia de vivir experiencias extraordinarias y fragilidad ante los compromisos. Así que muchos jóvenes actualmente posponen los vínculos amorosos duraderos.

Foto: cortesía news.livedoor
A todo esto, ¿qué tipo de relaciones hay ahora?
Amor líquido

Concepto creado por Zygmunt Bauman, sociólogo que habla de relaciones efímeras y sin compromiso en las que cuando te aburres o pierdes interés basta con oprimir el el botón de “eliminar” en todas las redes y sigues adelante.

Poliamor

Se trata de parejas que tienen relaciones sexuales y afectivas con otras personas y por supuesto declaran que las aman de distinta forma a todas.

Parejas diversas

Se incluyen las que se ponen los cuernos, los heteroflexibles, los swingers y toda modalidad que salga de la normatividad hetero.

Living apart together

Se trata de una relación estable y formal en la que no comparten domicilio para evitar así la convivencia diaria y lo que ello conlleva.

Parejas DINK (double-income, no kids, por sus siglas en inglés)

Tienen doble sueldo, sin hijos, donde la prioridad es gastar en diversión, viajes, tecnología y cualquier proyecto académico o profesional antes que tener hijos. Es un concepto que surgió en 1980 y que se ha retomado ahora.

 

Sin importar el tipo de relación que elijas tener, lo importante es estar en el mismo canal. Sin juicios, pero con buena comunicación.