Cinco, seis, siete y ocho. Al interior del deportivo Morelos en la colonia Balbuena, un grupo de bailarines voluntarios cuenta los pasos de la coreografía que ensayan para su presentación en el Desfile de Día de Muertos.

“No estaba muerto, andaba de parranda” dice la canción que suena en las bocinas. Los cerca de 100 integrantes de este contingente elevan sus brazos y mueven sus caderas. Hacen pausas, descansan, beben agua y aprovechan estos descansos para perfeccionar algún movimiento.

Este grupo de entusiastas ha tenido cerca de 50 horas de ensayo. Para algunos de ellos como Fernanda, una estudiante de psicología, es el tercer año que participa. Para ella, la de muertos es su celebración favorita del año. Le emociona portar “las tradiciones de México” y le parece “muy bonito” ver cómo la gente se emociona y se toma fotos con ella caracterizada de Catrina.

Máscaras de calaveras y panes de muerto (JS)
Máscaras de calaveras y panes de muerto (JS)

A las audiciones ocurridas el pasado 9 y 10 de septiembre acudieron cerca de 3,600 personas. Los que están en esta gran cancha, forman parte de los 900 voluntarios seleccionados que pasaron una prueba de baile y movimiento y que desfilarán el próximo sábado por el Paseo de la Reforma hasta llegar al Zócalo de la Capital.

En uno de los rincones de este espacio, que normalmente se utiliza como cancha de futbol de sala, los encargados sacan de grandes baúles negros, cerca de 200 máscaras de calaveras, guantes de latex que simula una mano huesuda y demás artefactos de utilería como sombreros, paliacates y maracas.

Encargados de la utilería (JS)
Encargados de la utilería (JS)

Calaveras y diablitos

Los bailarines se ordenan por grupos temáticos: los cabezones, calaveras, diablos y panes de muerto. En fila, cada uno recibe lo necesario para realizar un recorrido simulado como si esta pequeña cancha fuera una de las principales calles de la ciudad.

Desde las representaciones prehispánicas de la muerte hasta elementos urbanos y contemporáneos, este festival lleva los iconos de la tradición mexicana donde la imagen de La Catrina y El Catrín creados por el caricaturista mexicano José Guadalupe Posada, son protagonistas.

Este año también participará una banda musical de 200 integrantes originarios de Puebla y habrá contingentes invitados como el grupo La Catrina Fest, así como grupos de Oaxaca y San Luis Potosí.   

El origen de este desfile es polémico. Surgió después de que se filmara una secuencia de la película de James Bond Spectre en nuestro país. El hombre de acción escapa de un ataque en medio de una celebración del Día de Muertos. Sus detractores señalan que se trata de una folklorización de la tradición para complacer a los turistas. Sus defensores apelan a la idea de llevar a las calles una versión contemporánea de la celebración a la muerte.

Lo cierto es que este evento se ha colocado ya como una de las citas más concurridas respecto a la celebración del Día de Muertos. En su tercer se realizará este sábado 27 de octubre a las 16 horas. La cita es en Paseo de la Reforma a la altura de la Estela de Luz.