Los movimientos por impulsar la bicicleta como medio de transporte en la ciudad se han multiplicado en los últimos años. Dejaron de ser esfuerzos aislados y se convirtieron en una auténtica red que ha cambiado la forma como vemos y entendemos la movilidad.

Lo que empezó como grupos de amigos yendo a pedalear (principalmente en las noches) abrió los ojos de que es posible circular en bicicleta en la ciudad y que, además, tiene múltiples ventajas.

Únicamente en la CDMX se cuenta con un parque vehicular superior a las 5 millones de unidades, lo que se traduce en que siempre (lo has vivido) es hora pico. Además del tráfico, nuestras ciudades muestran una carencia en el transporte público, tanto de vehículos como de rutas.

La red de bicis compartidas en la CDMX ha servido de ejemplo mundial. Son
cuatro las de mayor afluencia:

  • ECOBICI: Con 8 años, tiene 480 estaciones y más de 6,800 bicis en 55 colonias (tres
    alcaldías). Anualidad: 439 pesos.
  • VBIKE: Cuenta con 2 mil bicicletas. Permite viajes de hasta una hora por 10 pesos
    cada uno o una anualidad de 399 pesos.
  • MOBIKE: Con apenas 500 bicis va cobrando fuerza. Cuesta 5 pesos por cada 30 minutos. Exige un depósito reembolsable de 299 pesos.
  • DEZBA: Con menor presencia se ubica en Polanco, Roma, Condesa y el Parque La
    Mexicana. La renta es de 20 pesos por 30 minutos.

Subirte a la bici tiene beneficios ampliamente comentados para tu salud (fortaleza cardiovascular, oxigenación, agudeza mental), pero además –y enfoquémonos en ello– permite llegar a tiempo y sin conflictos en distancias cortas e intermedias. 

Te dejamos estas reglas básicas para sobrevivir en dos ruedas:

1.

A pesar de sus dimensiones, la bicicleta es un vehículo, considéralo tal. Conoce y respeta el reglamento de tránsito vigente, a pesar de que sea un viaje corto.

2.

Tienes derecho a ocupar un carril completo (como si fueras un automóvil o una motocicleta), así que no circules en las banquetas ni en sentido contrario. 

3.

Si llegas a un alto y no existen peatones u otros vehículos que vayan a cruzar, puedes
pasar la luz roja, siempre y cuando disminuyas la velocidad y sea seguro.

4.

Atropellar o embestir a un peatón (aunque no tenga lesiones) es motivo de remisión
con un juez cívico. Por ello, no circules en banquetas y cuida el paso cebra.

5.

Si tienes dudas sobre si andar en bicicleta es para ti, aprovecha los cierres de vialidades los domingos. Es mejor hacer la prueba antes de salir al tráfico.

6.

Pon atención sobre la zona donde regresas la bicicleta en renta. No hacerlo en el lugar indicado (así sea un camellón de distancia) genera penalizaciones monetarias.