El Paseo de Reforma no sólo se ha pintado de amarillo con el cempasúchil que anuncia la llegada del Día de Muertos. A lo largo de sus camellones también se encuentran expuestos cráneos gigantes con diseños muy mexicanos.

Por segundo año, este fin de semana se inauguró la exposición “Mexicráneos”, integrada por 54 cráneos intervenidos por distintos artistas. Detrás de este proyecto está Locos por el Arte, que por más de una década han llenado las calles con esculturas en serie que se distinguen por su decoración.

Este año se presentaron cráneos de talavera, barro negro, plata, bordados flores, además de llevar los apellidos más representativos en nuestro país. El recorrido fúnebre en Reforma va desde el Ángel hasta la glorieta de la Palma.

Publicidad

Durante la inauguración de la muestra este domingo, se anunciaron experiencias interactivas, como realidad aumentada y mapping, con los que se buscará acercar la fiesta de muertos a las nuevas generaciones.

La tradición del Día de Muertos está catalogado como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde el 2008. En esta celebración es común las calaveritas de azúcar y chocolate en las ofrendas que se montan en las casas.

Mexicráneos estará hasta el 11 de noviembre. Luego, los cráneos serán llevados a otras ciudades del mundo, como en Francia donde se celebra el Año México-Francia, al arquitecto Paul Zarkin Herrera, director de Mexicráneos.