Por: Melanie Béard

No existen suficientes palabras para describir cada tonalidad de verde de la exuberante vegetación del encantador país de Costa Rica. Pionero en el mundo del eco-turismo y uno de los destinos más consientes con el medio ambiente, este pequeño paraíso terrenal centroamericano nos sumerge en su filosofía que consiste en saborear cada instante: ¡pura vida!

Los costarricenses, conocidos como los ‘ticos’, viven en contacto constante y perfecta armonía con la naturaleza, siendo participes en una relación de respeto y amor que les ha dado la fama de ser el pulmón -y yo diría corazón- de América Central. Los que nos aventuramos por sus sinuosos caminos, valles, selvas, aguas termales, volcanes y playas, somos testigos de esta preciosa unión entre los habitantes, la flora y fauna de Costa Rica.

El recorrido ideal para los que buscamos empaparnos de la maravillosa cultura y naturaleza del país comienza a los pies del imponente volcán Arenal. Es aquí que nos encontramos con la red más grande de aguas termales que fluye naturalmente en Costa Rica.

Uno de los complejos más grandes y con más variedad de temperaturas en sus pequeñas albercas naturales, consiste en más de 900 hectáreas de exuberante reserva tropical. Se trata de Tabacón Thermal Resort & Spa, rodeado de cascadas y arroyos naturales que se esparcen a la sombra del volcán Arenal, casi ocultos entre la vegetación, donde un caluroso vapor le da un toque de misticismo a la escena.

Momentos de relajación

Tabacon, un paraíso volcánico Tico (Cortesía)
Tabacon, un paraíso volcánico Tico (Cortesía)

Además de ser el perfecto destino para dejarnos apapachar por momentos de relajación y de spa, el vibrante y original hotel de Tabacón es la base para increíbles experiencias. Desde tirolesas o rappel, hasta caminatas por senderos ocultos en la jungla o aventuras en bicicleta, nos adentramos en mundos desconocidos y espectaculares vistas. La recompenza son las altísimas temperaturas, entre los 35 y 50 grados centígrados­, de las aguas termales, infinitamente relajantes.

Un deslumbrantemente bello recorrido entre montes, selva y caprichosos caminos a lo largo del lago Arenal nos llevan a la región de Guanacaste, hogar de cañones, ríos y una infinidad de monos que juegan en lo alto de las ramas de los árboles a todas horas del día.

Rodeado de una geografía única que fue elegida precisamente con la idea de crear un espacio donde podemos estar en contacto ininterrumpido con la naturaleza, Rio Perdido Lodge usó solamente el cinco por ciento de su propiedad para la infraestructura del hotel, manteniendo intacto su bello y exótico entorno. Adaptarse a la topografía del destino jugó un papel muy importante en el diseño del concepto, que resultó en un espacio donde la naturaleza manda y nosotros somos espectadores de sus maravillas.

Costa Rica: un santuario natural (Cortesía)
Costa Rica: un santuario natural (Cortesía)

Aventura natural

Este espectacular escenario se extiende a nuestros pies desde los lujosos bungalows del Lodge, construidos sobre pilones para respetar el terreno, fundiéndose con la naturaleza. Desde estos espacios únicos nos sentimos en un mundo de fantasía. Hay un aire de magia en la brisa imperante, la clara luminosidad y los sonidos del bosque que nos rodea.

Rio Perdido Lodge es además conocido por su excelente experiencia de Aventura del Cañón que consiste de una serie de tirolesas, péndulos, puentes colgantes, caminatas y plataformas sobrevolando la deslumbrante belleza del río del cual el Lodge toma su nombre, que nace y muere dentro de la propiedad.

El recorrido por este magnífico país concluye en la Península de Papagayo, un refugio tropical único y eco-sustentable de 1,400 acres, rodeado de arenas blancas y playas vírgenes en la costa norte del país que mezcla los vibrantes colores de la jungla con los del mar. Hogar de cuatro sitios del Patrimonio Mundial certificados por la UNESCO, la Península Papagayo se ha convertido en un destino de lujo, donde el diseño y la arquitectura han jugado un papel crucial en su creciente fama.

Idílicos paisajes en Costa Rica (Cortesís)

Situado en una colina, Andaz Península Papagayo Resort está inspirado en la flora y fauna local de la región de Guanacaste, pero con un ambiente fresco y moderno. El hotel mezcla la estética moderna y la orgánica de una manera sorprendentemente singular, gracias a la visión del prolífico arquitecto costarricense Ronald Zürcher, quien se inspiró en formas de capullos y conchas marinas para su diseño.

Las onduladas construcciones de madera del precioso resort Andaz, reflejan el extravagante y atrevido diseño con el cual nos encontramos en cada rincón de este espacio tan único. Con sus techos curveados y redondos balcones con vistas panorámicas,la arquitectura esférica del hotel, alocada e infinitamente bella, crea experiencias de lujo en la Península.

Una tierra de aventura y adrenalina, de belleza natural y momentos de profunda relajación, de los mejores cafés del mundo y sabrosos platillos locales, de gente cálida y amable, así como de ríos y cascadas: el paraíso terrenal de Costa Rica nos remonta a los tiempos donde la naturaleza era el Rey Supremo y nosotros solo partícipes de su indomable reino.

Imponente Costa Rica (Cortesía)
Imponente Costa Rica (Cortesía)