Con los precios de la gasolina aumentando, el tener un vehículo con un gran consumo es igual a sacarse la lotería. Atrás quedaron los tiempos en los cuales se podía costear un auto “gastalón” y no sólo nos referimos a la economía, sino al medio ambiente.

En un comparativo realizado por la Profeco sobre los autos que se comercializan en México (sin importar si son último modelo), analiza también el rendimiento de combustible en ciudad.

Nuestras opciones para no contaminar

No debemos dejarnos guiar por las apariencias. A veces relacionamos los autos con cajuela, con vehículos con mayores índices contaminantes debido al peso extra y no siempre es así.

Prueba de ello es el auto con mejor desempeño de combustible: Ford Fusion Híbrido 4 puertas (2015 y 2016), con 27.44 km/l en ciudad. La versión del 2017 y 2018 baja ligeramente a 25.62 km/l.

autos compactos
Shutterstock

En cuanto a autos compactos producidos con un máximo de cinco años (2013), le sigue el Honda Civic Híbrido 4 puertas 1.5 l del 2013 y 2014. Éste tiene un consumo de 23.8 km/l en ciudad.

autos compactos
Shutterstock

Detrás de estas dos armadoras se coloca Mazda2. Tanto Grand Touring como Touring de 2016 y 2017, tienen un consumo de 17.3 kilómetros por litro.

El cuarto en la lista es Chevrolet Cruze Premier 4 puertas 1.4 l del 2017. El auto desmitifica el desempeño de los turbo al conseguir 16.14 km/l en ciudad.

autos compactos
Shutterstock

Por último, tenemos al Volkswagen Beetle 2 puertas 1.2 l de 2013, con 15.54 km/l en ciudad. Con esto se comprueba que no siempre las costumbres son ley. Así sean autos turbo o con cajuela, el consumo puede ser efectivo.

Por Víctor Galván