Hace dos semanas que volvieron los famosos “Jueves de Puri” en uno de los famosos antros LGBT+ en el Centro Histórico de la CDMX.

Después de varios meses de estar cerrada, La Purísima anunció a finales de mayo su reapertura, y si desde antes sus filas para entrar recorrían varias cuadras, ahora son infinitas.

Ya en varias ocasiones La Puri había sido clausurada por quejas de los vecinos de la calle República de Cuba, y esta vez se pusieron a trabajar para solucionar este problema.

Publicidad

la puriAxel, uno de los encargados del negocio, nos explica que en el techo se dejó un espacio de 60 centímetros, más una capa de tabla roca y otra de lana metálica, “la misma que usan en los cines”.

También el look del lugar cambió por completo, no sin dejar esos iconos religiosos irreverentes que lo caracterizaban -y que a un ferviente católico hacen persignarse y rogar por nuestras almas.

la puri

Las modificaciones en el espacio parecen haber dado más amplitud, aunque sigue aperrándose como es de costumbre. Lo que te podemos asegurar es que ya no te sofocarás, hay una buena ventilación.

Las barras son la onda, ya sean las de la planta baja, con los colores del arcoiris, y la de la llamada “La pequeña Puri” en el primer piso, con ese concido “PUTO” bien iluminado.

la puri

Las frases son algo que forma parte del humor ácido de La Purísima: Desde “Por verga no paramos” hasta ese “Estúpida mi pelo” que nos regaló la televisión (una muestra que el gay sabe burlarse de cómo lo estereotipa la sociedad).

la puriLos pulques son una opción en la carta y ahora no solo andarás con tu botella de chela, sino con tu tarro de colores con ese pulque curado de cereza o avena, muy recomendable para los que gustan los baboso (sin albur).

la puri

No dejes de darte una vuelta en La Puri -y más en el mes de la diversidad, donde puedes bailar glam, reggeaton, pop, ska, y hasta Gloria Trevi y Mónica Naranjo.

Lo que sí te sugerimos es llegar muy temprano, o tendrás que esperar más de 40 minutos afuera en la fila, en especial los viernes y sábado, y no es que sean mamones en la entrada, es que todo mundo quiere entrar (en un solo día desde su reapertura registraron 1,500 personas).

La Purísima. República de Cuba 17, Centro Histórico.      

Por Jorge Gómez