Aunque con tanto trabajo no tengas vida o el reven te esté matando, tu hogar no tiene la culpa. Revívelo con estas variedades de plantas que no necesitan tantos cuidados para lucir espectaculares.

Por Daniela Cordero

BAMBÚ

Crece tan lento que la puedes colocar en una maceta pequeña con agua o sustrato. No necesita mucha luz y dicen que además de “limpiar la energía”, trae buena suerte. Si sus raíces comienzan a verse, cámbiala a un recipiente más grande.

Foto: Pixabay

 

CHAMAEDOREA ELEGANS

Conocida como palmera de salón, a esta vampira el sol directo la quema, entonces ponla en la sombra, en una maceta alta que permita el crecimiento de sus raíces. En verano riégala dos veces por semana y en invierno sólo dos veces al mes.

Foto: Wikimedia Commons
Publicidad

 

SUCULENTAS

Son capaces de almacenar grandes cantidades de agua en el tallo y las hojas, y pueden estar en la sombra o bajo la luz directa del sol. Colócalas en macetas de barro o perforadas para que el agua no se estanque. Riégalas cada tres o cuatro días.

Foto: Pixabay

 

VINCA

Esta planta de luz se reproduce de volada porque las semillas de sus flores se esparcen fácilmente con el viento, por ello conviene sembrarla en una maceta amplia. Riégala cada ocho días y cuida que esté libre de maleza.

Foto: Pixabay