Si creías que, pasando los 19, estabas obligado a “ponerte serio”, un artículo de la revista británica, Lancet Child & Adolescent Health acaba de dar un free pass por 5 años más.

Por Nuria Ocaña

De acuerdo con los autores, la adolescencia puede considerarse, a partir de ahora, como el periodo que transcurre entre los 10 y 24 años de vida, y gran parte de esta hipótesis se debe a las transformaciones sociales que experimentamos en la actualidad.

Biológicamente, esta etapa comienza con el desarrollo de las glándulas sexuales (la primera menstruación en las mujeres, ocurre alrededor de los 10 años, por ejemplo), pero según Susan Sawyer, directora del Centro para la Salud Adolescente del Royal Children’s Hospital de Melburne, en Australia, y quien lideró el artículo, dice que, aunque muchos privilegios legales de la edad adulta empiezan a los 18 años, la adopción de responsabilidades de adulto en general se produce después. Establecer una relación de pareja, tener hijos y conseguir independencia económica más tarde de lo que se cree, hace que la situación de ‘semidependencia’ que caracteriza a la adolescencia se extienda.

Como contraparte, Jan Macvarish, socióloga parental de la Universidad de Kent, citada por la BBC, señala que pasar los primeros años de “los veintes” estudiando o experimentando en el mundo laboral no tiene por qué ser algo necesariamente infantiloide y tampoco el deseo de independencia debería considerarse algo “patológico”.

Publicidad

Contextualizar, además, la propuesta en un país como México es importante. En el 2017, el INEGI reportó que 18.4% del total de nacimientos registrados en el país tienen a una mujer menor de 19 años como madre; casos en los que el sentido de responsabilidad llega antes de lo deseado.