Croacia llega este domingo a la final de Rusia 2018 con tres partidos en tiempos extras. Esto le podría pesar ante los experimentados y frescos franceses. Sin embargo, siempre se cuenta con la trillada frase: “en los deportes todo es posible”. Y vaya que en Rusia lo ha sido.

Este juego en Moscú representará la revancha que han ansiado los croatas desde hace 20 años. Pero su gran distancia en el ranking de la FIFA con su rival, no la hace una favorita. Francia busca levantar otra vez la Copa como lo hiciera en casa en 1998.

Francia vs Croacia, 20 años después

Esa gloria pudo haber sido para los balcánicos. Croacia se puso a soñar con un gol del legendario Davor Suker en la semifinal de Francia 1998. El tanto les colocaba 1-0 delante del anfitrión del Mundial. 

Las camisas a cuadros rojos y blancos se movían con frenesí tanto en el Stade de Francia, en París. Lo mismo ocurría en todos los lugares de Croacia donde una televisión estuviera transmitiendo el juego. Era el mejor inicio de segundo tiempo que pudiera haber soñado la joven nación.

Sin embargo, tan sólo un minuto después, Lilian Thuram robaba el balón en las afueras del área croata, se apoyaba en una pared y conseguía el empate para los franceses.

Pasaron más de 20 minutos de juego intenso, para que de nueva cuenta un zurdazo de Thuram dejara fuera a los croatas.

Dado que Croacia había logrado su independencia en 1992, no había encuentros previos en un mundial con Francia. Y desde 1998, ambas selecciones no se habían vuelto a encontrar… hasta ahora en una final. 

Por Víctor Galván