Se terminó la Copa del Mundo. Habrá que esperar otros cuatro años para que los grandes exponentes del deporte más popular nos regalen goles, atajadas, pases y caídas fingidas (cof cof, Neymar)…

Francia es la campeona del mundo. Derrotó a la sorpresiva Croacia en la final y sumó así su segunda Copa del Mundo. Pero eso lo vimos todos, así que vamos a concentrarnos en lo que casi nadie vio. Eso de lo que pocos hablarán.

Acá les dejo tres momentos muy s1ngulares de la final del Mundial. El partido que une a la humanidad por medio de las emociones deportivas. 

Momentos de protesta

 
Tres mujeres y dos hombres invadieron la cancha del Estadio Luzhnikí durante el segundo tiempo del partido. Todos fueron detenidos y llevados a una estación policial cercana. Sus motivos fueron explicados en redes sociales.
 
El colectivo de protesta Pussy Riot se adjudicó dicha invasión. “En este momento, hay cuatro integrantes de nuestro movimiento en la cancha…”, escribieron en las cuentas de la agrupación. Esta acción tuvo como cometido visibilizar ante el mundo algunas políticas e ideas rusas que merman la libertad de expresión y otros derechos de los ciudadanos. 
 
Entre las consignas de este colectivo están: la liberación de presos políticos, el repudio a las detenciones por acciones en redes sociales y la libre competencia política en su país.
 
momentos
Foto: Getty Images

El Neymar challenge de Rakitic

Días antes de la final, el croata Iván Rakitic se dijo “contento por que nos dirija Néstor Pitana”. Pero en la cancha no se mostró contento con el árbitro argentino seleccionado para este partido decisivo.
 
En el segundo lapso, con el marcador 4-2 en favor de Francia, Rakitic cobró rápidamente un tiro libre. Cuando parecía que Croacia podría recortar distancias a un sólo gol, el silbante regresó el balón a la zona del foul. No había silbado para indicar que se podía jugar el balón. 
 
Ante esto, Rakitic se dejó caer el suelo y después alargó el berrinche con aplausos y gestos. No cabe duda, también al medio del Barcelona se le pegaron las mañas del astro brasileño, con quien jugó en Cataluña.
 

El beso prohibido 

Todos amamos a la presidenta de Croacia. Su esfuerzo sin salario para asistir a Rusia, sus abrazos tiernos que nos recuerdan a nuestra abuelita y su siempre radiante sonrisa son algunos de los argumentos para fundamentar ese amor. Pero en la final rusa nos regaló una anécdota muy peculiar.

Después de colocar las medallas a los campeones y subcampeones, a lado de Vladimir Putin y Emmanuel Macron, sus homólogos de Rusia y Francia, respectivamente, Kolinda Grabar no se aguantó las ganas de postrar los labios sobre la ansiada copa.

momentos
Foto: Getty Images
(Photo by Sefa Karacan/Anadolu Agency/Getty Images)

La imagen deja clara la naturaleza del momento. Entre la euforia, Grabar no dejó pasar la oportunidad. Su país perdió la Copa y se tendrá que conformar con el segundo lugar, un nada despreciable sitio si se toma en cuenta que Croacia ha participado en apenas cinco campeonatos del mundo. 

Por José Miguel B. Ávila