Bien dicen que los mexicanos no entendemos de reglas y aunque se advirtió que se evitara en Rusia el polémico grito de “P***o” que la afición suele hacer en los partidos de la selección o en la liga nacional cada vez que un portero contrario despeja el balón, lo volvieron hacer.

La FIFA abrió una investigación por supuestos cánticos homofóbicos por parte de aficionados mexicanos durante el juego del Tri frente a Alemania en más de una ocasión.

El organismo señaló en un comunicado que “recabará los distintos informes del partidos y posibles pruebas sobre el asunto”, en la que se encuentra la versión de un observador presente en el juego.

En su cuenta de Twitter, la Selección recordó a sus seguidores que ese grito no es de apoyo y que no lo realizarán si es que no querían que los sacaran de los estadios e incluso les quiten su FAN ID. 

El reglamento de civilidad del Mundial subraya con negritas: Te pedimos que No grites “PUTO” durante los encuentros. Pero ni en la Liga MX han podido callar esas expresiones, pese a que dijeron que se iban a detener los partidos si continuaban escuchándose.

Y pues la Federación Mexicana de Futbol ya acumula varias multas por ese tema que le han costado miles de dólares.