Los perros y gatos son muy sensibles a los ruidos fuertes. Por eso los cohetes y los fuegos pirotécnicos pueden provocarles ansiedad, taquicardias, hiperventilación, y en algunos casos hasta paros cardíacos. Para prevenir que esto suceda, lo primero que puedes hacer es identificar algunos síntomas. Que babeé demasiado, que se mueva de un lado para otro, que escarbe o gima, son algunos de ellos.

Los veterinarios coinciden en que tomar estas medidas puedes ayudarlo a sentirse mejor:

Pasearlo para relajarlo

Sácalo a pasear media hora. Esto lo relajará y hará que esté más calmado cuando empiecen los cohetes.

Actuá normal

Si tu perro te ve y te siente tranquilo ayudará a que se calme.

Ponlo en un lugar tranquilo

Publicidad

Pon la cama de tu perro en el cuarto donde estés tú para que esté acompañado. Si el lugar es demasiado ruidoso, llévalo a la habitación más alejada de las ventanas o el ruido.

Cierra las ventanas y puertas

Esto disminuirá el ruido exterior, también puedes bajar las persianas o tener las cortinas cerradas para que no vea las luces de los fuegos pirotécnicos.

Si tiene un juguete mordedor favorito o una golosina para morder

Al morder, los perros se relajan mentalmente y liberan su ansiedad.

Deja que se esconda

Lo mejor es dejar que se esconda donde quiera y no intentar sacarlo a la fuerza.

Ponte en contacto con tu veterinario

Algunos perros pueden sufrir pánico y pueden llegar a autolesionarse. Si esto llega a suceder, tu veterinario puede recomendarte darte un relajante para calmarlo.

No lo saques

Por ningún motivo lo lleves a alguna plaza o festejo donde sea probable que haya pirotecnia. En un ataque de ansiedad, puede tratar de escapar, o peor aún sufrir un infarto.

No lo acaricies

Los etólogos recomiendan no acariciarlo en el momento de los ruidos, lo mejor es hacerlo cuando ya se haya calmado. Esto reforzará esta buena conducta.