De todos los perritos que son entrenados para ser perros guías de personas invidentes, sólo el 30% logran graduarse. Los que no terminan son jubilados de la escuela. Las principales razones de ello, pueden ser que los animales muestren miedos al ruido de los autos, a subir escaleras, a otros perros, que no se detenga ante los obstáculos en la calle. O incluso por motivos de salud, como por displasia de cadera.

De acuerdo con la Escuela para Entrenamiento de Perros Guías para Ciegos I.A.P, los cachorritos que son entrenados para ser perros guías son adoptados por una familia hasta que cumplen 12 meses de edad.

Cuando tienen un año, los llevan a la escuela para que empiecen su entrenamiento. Éste dura alrededor de cuatro meses. Durante ese tiempo aprenden a obedecer comandos y desobedecerlos, de forma inteligente, para cuando sea necesario. Muchas veces el perro guía debe negarse a obedecer los comandos del invidente para salvaguardar sus vidas.

Se puede aplicar para adoptar a los cachorritos durante un año, antes de que empieza su entrenamiento o a los perritos que se gradúen del entrenamiento.

Los requisitos

Ser mayor de edad y que todos los miembros de la familia se involucren en la adopción.

  • Cubrir una cuota de recuperación de diez mil pesos por la esterilización desparasitado, vacunas y entrenamiento de obediencia básica.
  • Asistir a una plática informativa sobre el programa de adopción. Ser entrevistado por el personal de la escuela y conocer a los perros retirados del entrenamiento.
  • Después un miembro del personal de la Institución realizará una entrevista en el domicilio de la familia solicitante.

Escuela para Entrenamiento de Perros Guía para Ciegos I.A.P. Canal Nacional 1075, Colonia Villa Quietud, Coyoacán. perrosguia.org.mx