Koko, la famosa gorila criada en cautiverio que fue toda una celebridad por dominar el lenguaje de signos, murió el miércoles en California. Tenía 46 años.

Nació el 4 de julio de 1971 en el zoológico de San Francisco y llegó a dominar mil palabras en el lenguaje de signos, falleció “mientras dormía”, informó la Gorilla Foundation.

“La capacidad de Koko por el lenguaje y su empatía abrió la mente y el corazón de millones de personas, fue un ícono de la comunicación entre especies. Era muy amada, y la extrañaremos profundamente”, añadió.

Su muerte ha provocado muchas reacciones, incluso de algunos famosos, como la actriz Jamie Lee Curtis, que tuiteó: “Jamie triste. Mundo triste. Koko héroe”.

En 2001, Koko conoció al actor Robin Williams, y se llevaron muy bien, hay un video de su encuentro que se hizo viral, en él aparecen haciéndose cosquillas. El gorila le quita sus lentes y se las pone, también le quita la cartra y la revisa.

“Compartimos algo extraordinario: la risa”, dijo Williams tras la experiencia. Incluso cuando el actor murió, dicen que Koko lloró.