Cuando a golpe de garganta aprendes la “ciencia de la cerveza” ya sabes cuál pedir y para qué ocasión; pero si no es así y todavía te quedas dubitativo cuando en la fiesta te preguntan ¿clara u oscura? tienes mucho que saber al respecto, por lo pronto, aquí te damos los puntos más básicos para que la próxima vez tengas mayor seguridad al elegir.

Para comenzar, es un mito que la cerveza oscura tenga más alcohol que la clara. La cerveza se hace básicamente con cuatro ingredientes: lúpulo, malta, levadura y agua; y la malta es la que se encarga de darle color a la bebida, en específico, el grado de tostado.

Los Cerveceros de México explican que de igual forma, el color “tiene que ver con una reacción química llamada Maillard, que también se conoce como oscurecimiento, y que se da una vez que se hornea la cebada malteada”.

Qué debes saber al pedir una cerveza

Más allá de claras u oscuras, existen dos categorías de cerveza: Lager (que son de suave sabor debido a su baja fermentación, esta categoría es la que más se consume en el mundo) y Ale (las más fuertes debido a que son fermentadas con levadura que trabaja a temperaturas más altas).

View this post on Instagram

Sabor que se ve 😍🍻 #tomaLoba

A post shared by Cerveza Loba (@cervezaloba) on

Nunca pidas una cerveza sin espuma, es una parte muy importante de la bebida. La “cabeza” espumosa puede decir mucho sobre la calidad de la cerveza.

Pide la cerveza en vaso, nunca en botella: cuando se sirve en el vaso, comienza a perder gas, lo que evita la sensación de pesadez en el estómago y que al escapar el dióxido de carbono, los aromas de la bebida se volatilizan lo que deja apreciar sus cualidades organolépticas.

¿Artesanal o industrial? La artesanal no ha sido pasteurizada ni filtrada, lo que le permite mantener todas sus propiedades nutritivas y organolépticas.