El festival de cultura y música Ceremonia celebra este fin de semana su edición 2018 y, como buen festival, necesita una guía de supervivencia. Aquí te dejamos los cinco puntos que consideramos más importantes para que nada falle.

Compresión

El año pasado, Ceremonia tuvo que posponer sus actividades porque importantes ráfagas de viento tiraron parte de un escenario. Los organizadores decidieron, muy a su pesar, cancelar el evento del sábado, pero un grupo de desadaptados aventaron piedras y botellas a la gente de seguridad e intentaron dar portazo e ingresar al Foro (quién sabe para qué, si no había nadie tocando). No estamos diciendo que este año habrá algún problema, ni lo deseamos, pero si se diera el caso, es obvio que los organizadores sólo buscan lo mejor para su público, así que piénsenle antes de entrarle a los desmanes.

Clima

El Foro Dinámico Pegaso se ubica en una planicie de grandes extensiones por lo que, como expusimos arriba, está expuesta a vientos. Por lo mismo, el sol cae a plomo, considéralo a la hora de elegir tu outfit, y de paso ten en cuenta que en los últimos día ha llovido.

Ceremonia
Cortesía

Transporte

Por 350 pesos puede tener un viaje redondo en autobús que te llevará a distintos puntos de la Ciudad. Los camiones salen cada hora, desde las 11 de la mañana a 4 de la tarde, del Parque España, en la Condesa; Mundo E, en Bellavista; Plaza Lindavista, al norte de la Ciudad; y Parque de los Venados y Perisur al sur. El regreso es al mismo punto que tu salida y comienzan desde las 9 de la noche.

Alojamiento

Eso de “si toma no maneje” no es una broma. Sabemos que vivir un festival puede ser una experiencia agotadora y alcoholizante. ¿Para qué te arriesgas? Puedes pedir un Uber o quedarte en un Airbnb cercano, cuyas tarifas en promedio rondan los 700 pesos, o caerle a un hotel de la zona.

Cashless

Este año, Cremonia ofrece una pulsera recargable con la que puedes adquirir bebidas, alimentos y demás. Lo mejor es que si te sobra varo, puedes pedir un reembolso sin ningún costo extra. Así te ahorras llevar el fajo de billetes o perderlo en el slam.