Ya lo dijo la próxima Jefa de Gobierno de la CDMX, las dichosas fotomultas se van. Este lunes, Claudia Sheinbaum aseguró que este sistema en la capital sólo ha representado un programa recaudatorio, más no preventivo en cuanto a seguridad vial se refiere, además de ser opaco y sin evaluación rigurosa.

Es por eso que Claudia y su equipo plantean un esquema de sanciones con el fin de cambiar la conducta de los infractores. El plan de la primera mujer electa para gobernar la ciudad, no tiene fines recaudatorios, pues generalmente este tipo de sanciones caen en reincidencia, por lo que optarán por sanciones cívicas que consideran más equitativas y que todo ciudadano puede cumplir.

Y esas cámaras que te causaban dolores de cabeza cuando traías prisa en el Periférico, bueno, pues serán reubicadas en puntos de riesgo vial, además de hacer más transparente su funcionamiento, haciendo pública su ubicación. De esta manera, pretenden de algún modo fomentar la cooperación de los chilangos con este nuevo sistema.

Publicidad

Aquí te detallamos los puntos importantes que debes tener en cuenta sobre las nuevas sanciones cívicas que entrarán en vigor a partir de enero de 2019:

  • Se trata de un esquema de puntos, algo así como likes, pero negativos. Un punto menos por cada infracción.
  • A quien no traiga placa se le descontarán 10 puntos, mientras que los que gustan agarrar las calles como pista de F1 podrían perder hasta 5 puntos.
  • Después de la tercera “Foto Cívica”, el conductor deberá tomar un curso en línea básico. Si no aprendió, se le da un curso intermedio al cuarto aviso. De no haber entendido con los dos anteriores, tendrá que asistir al curso de manera presencial. 
  • Ya si de plano son unos chicos malos y se quedaron con 0 puntos, el castigo serán 10 horas de trabajo comunitario. 
  • Y si no cumple esas 10 horas, simplemente no podrá verificar su automóvil y ahora sí, vendrá la multa.
  • La buena noticia es que los infractores que no tengan multas recibirán un “reconocimiento”… ¿un viaje en el Tren Maya?

Hay que aclarar que las multas vigentes de 2018 se deberán pagar en el primer semestre de 2019, no crean que se salvaron. Aunque hay la posibilidad de reducir un porcentaje de éstas registrándose como “responsable solidario”, dando información de su licencia y placa, con el objetivo de hacer una base de datos de cara a este nuevo modelo de puntos.