La Organización de la Naciones Unidas proclamó el 16 de octubre como el Día mundial de la alimentación con la finalidad de concientizar sobre el problema alimentario a nivel global y promover la lucha contra el hambre y la desnutrición. En esta misma fecha, y con la misma intención, Fundación Alsea creó el programa Va por mi cuenta.

“La pobreza alimentaria infantil en mucho más grande de lo que pensamos”, explica Ivonne Madrid, directora de Fundación Alsea, que desde 2004 se ha encargado de crear proyectos en favor del desarrollo de comunidades, la educación y la alimentación. “Pero nos dimos cuenta de que, por mucho que apoyáramos el estudio de los niños, si ellos no estaban bien alimentados, era imposible que rindieran y aprovecharan la escuela”, dice.

Foto: Julio Padilla

Así, en 2012 crearon un programa que hiciera frente a este problema. Va por mi cuenta ofrece a 3,500 niños una comida que representa el 70% de los nutrientes diarios que necesitan para un desarrollo sano y, de esta manera, cientos de familias mexicanas que únicamente obtienen un ingreso de 20 a 35 pesos al día pueden garantizar la nutrición de sus hijos.

Publicidad

Para construir un comedor, Fundación Alsea evalúa dos aspectos: que sea una zona marginada y que presente una densidad infantil alta y en situación de pobreza alimentaria. Los beneficiados son, por supuesto, niños de entre 0 y 16 años, pero también mujeres embarazadas y lactando.

Este año, Va por mi cuenta celebra su sexto aniversario y el Día mundial de la alimentación con los diez comedores activos alrededor de la República Mexicana.

Tú también puedes ayudar: