La fuerte tormenta de este jueves en la CDMX dejó escenas apocalípticas en el sur de la capital. La Secretaría de Protección Civil local activó la alerta roja para las zonas de Cuajimalpa, Iztapalapa, Tlalpan y Xochimilco.

De acuerdo con la alerta, se esperaba una precipitación de entre 50 y 70 mm y caída de granizo. Y en efecto, estas alarmantes predicciones se cumplieron y hasta las rebasaron, alcanzando los 234 mm. Según cifras del Gobierno de la CDMX, está superó el acumulado que se tenía de todo agosto (221 mm).

El Jefe de Gobierno, José Ramón Amieva Gálvez, indicó que eso era equivalente a llenar el Estadio Azteca ¡16 veces! ¿La culpa? La de siempre, la basura. Amieva detalló que se retiraron hasta 40 toneladas de basura. ¿A dónde vamos a parar?

En Twitter comenzaron a caer imágenes de la tromba que se aproximaba. Incluso circuló una de una meganube descargando su ira sobre un punto de la ciudad. 


El granizo fue lo primero que sorprendió a varios chilangos del sur. Por ejemplo, en Coyoacán y Tlalpan parecía que hubiera caído una tormenta invernal en verano.


La Villa Panamericana en Coyoacán se convirtió en Villa Navideña Coca… ese refresco.

Lo peor vino después

Las principales vías del sur de la ciudad como Periférico colapsaron ante la acumulación de agua. 


Varios automóviles quedaron varados ante la lluvia que en tan solo minutos convirtió todo en un caos ¡y en hora pico!

El agua no pidió permiso y se metió a la plaza comercial Perisur.

Eso es un recordatorio para todos esos que tiran basura en la calle. Pero nomás no aprendemos.