Las mentes más brillantes de la ciencia ficción lo imaginaron, pero ahora es una realidad: el Internet de las Cosas, el siguiente peldaño en la era digital, ya está en México.

Imagina recibir notificaciones al celular cuando la puerta de tu casa o el cajón de tu oficina se abran. Piensa en consultar en la nube de Samsung los videos que las cámaras de seguridad capturaron al detectar movimiento durante la madrugada o simplemente controlar la temperatura del agua, la cafetera o los dispensadores de alimento para tus mascotas desde la misma pantalla. De eso se trata el IoT (Internet de las Cosas), y la primera apuesta de estas tecnologías llegó al país gracias a la alianza entre Samsung y Telcel.

La cuarta revolución industrial, es decir, la apertura al Internet de las Cosas y todos sus beneficios, arribó a México gracias a Samsung quienes, en trabajo conjunto con Telcel, lanzaron el primer kit de monitoreo de casa y oficina que puedes controlar desde tu celular (siempre y cuando no sea un vejestorio). 

Foto: Cortesía Telcel

“Me complace lanzar nuestro primer servicio basado en el Internet de las Cosas, con SmartThings, una tecnología clave dentro del futuro de la era digital, la hiperconectividad“, mencionó durante el lanzamiento oficial HS Jo, presidente de Samsung Electronics en México, antes de agregar que, para 2020, los planes de esta alianza se basan en “ofrecerle al cliente el control absoluto de lugares inteligentes, por lo que este kit de monitoreo es el primer paso para lograrlo. Administrar, bajo un mismo mando, a todos los aparatos IoT creará una experiencia única y placentera para los usuarios”.

¿Qué contiene este kit?

Una cámara portátil, SmartThings Wi-Fi (que además amplifica la señal de tu conexión en casa u oficina), sensor multifuncional y una toma de corriente. Todo pensado para mejorar la seguridad de los espacios más preciados para ti, como tu habitación o espacio de trabajo; pero más allá de ser un dispositivo de seguridad, funge como primer escalón hacia la transformación de la era digital: la hiperconectividad. 

El cliente podrá asumir el control de las cámaras y sus funciones desde donde esté, siempre y cuando tenga una conexión a internet sólida. 

Después de este kit, los servicios y dispositivos disponibles con el IoT serán vastos. Samsung cuenta con más de 280 aparatos y electrodomésticos que ya incluyen esta tecnología, por lo que el mercado poco a poco se abrirá, hasta que todos los ámbitos de la vida cotidiana estén vinculados en línea, con la posibilidad de recibir órdenes desde cualquier distancia.

Este servicio es totalmente personalizado. Cada usuario decide cuándo grabar, así como establecer patrones para ejecutar siempre que lo desee: encender luces y televisión por la mañana con tan solo decir “buenos días” a su Smart Watch, o cerrar y abrir las cortinas cuando se llegue a la oficina, casa o taller. Las opciones son infinitas.

Todos los aparatos en la oficina, el hogar, así como las funciones del automóvil y diversos servicios para las mascotas, salud, logística y muchos otros aspectos de la vida diaria, estarán conectados en el futuro inmediato gracias al IoT, por lo que nadie puede ser ajeno a estas tecnologías. La hiperconectividad plantea incluso ciudades inteligentes, cuyas interacciones personas-aparatos y aparatos-aparatos marcarán el ritmo de los negocios, el entretenimiento y mucho más. El futuro está aquí.