El Galaxy S9 de Samsung busca plantar cara a iPhone con sus nuevas características.

Los principales atributos de este nuevo integrante de la familia de smartphones de Samsung, presentado en Barcelona, en el marco del MWC 2018 a principios de año, es una pantalla infinity de 6.2 pulgadas, sistema de reconocimiento facial y una cámara que integra un sensor de apertura que se ajusta de forma automática de acuerdo con las condiciones de luz en el ambiente.

Una de las principales mejoras está en la cámara, la cual tiene un sensor de 12 megapixeles con estabilización óptica similar al de su hermano menor, el S8, pero integra un nuevo sensor de apertura dual que ajusta, de manera similar al ojo humano, el obturador para permitir la entrada de luz en lente del teléfono.

galaxy s9 samsung
Cortesía

La función permite a los usuarios capturar mejores fotos en ambientes oscuros y evitar que las imágenes se quemen en escenarios muy iluminados.

La cámara también integra Súper Slo Mo, que permite grabar videos a 960 cuadros por segundo. La función sirve para grabar secuencias más largas a los cuatro segundos y seleccionar el cuadro específico a registrar en cámara lenta.

Lo mejor de la versión plus es que integra un sistema de cámara dual, que combina un lente gran angular con un telefoto similar al del Galaxy Note 8.

Una nueva tecnología de reconocimiento facial, llamada escaneo inteligente, similar a lo que Apple presentó con iPhone X, es otra nueva característica integrada. Además, se unirán a los emoji animados y personalizados, los cuales funcionarán en WhatsApp, Facebook Messenger, Telegram, entre otras.

Los teléfonos, que integran un sistema de audio estéreo mejorado y con certificación Dolby Atmos, llegaron a México desde marzo.

El S9+ salió al mercado con un precio de 20,999 pesos y el S9 de 18,169, aunque estos pueden variar dependiendo de los planes tarifarios de los usuarios.