Ya estamos muy cerca de comer carne sin matar animales

Aún es un trabajo en proceso, pero ya falta muy poco para que podamos comer carne sin culpa y sin dañar el medio ambiente.

La revolución carnívora está cada vez más cerca: distintos laboratorios científicos están extrayendo y cultivando células animales para crear carne libre de crueldad o carne celular. Se han publicado decenas de textos al respecto desde 2013, y sin embargo, este nuevo producto no llega a supermercados. ¿Por qué está tardando tanto?

El problema

Según una entrevista del portal Mind Body Green a Vitor Santo, científico de la empresa americana Just, dedicada a la producción de alimentos libres de crueldad –entre estos, carne cultivada– explicó que el trabajo con las células es laborioso. No sólo tarda semanas o meses seleccionar las de mejor calidad, sino que alimentarlas y hacerlas crecer es complicado.

Para varios laboratorios, el reto actualmente es encontrar un medio de cultivo vegano y que pueda producirse a bajo costo, pues éste representa el 80% del costo de producción de la carne libre de crueldad. Y la idea es poder competir con los precios de la carne regular.

Publicidad

Sin embargo, el panorama es optimista: muchos de los nombres pesados que podemos imaginar –entiéndase Gates, Branson, Musk y, curiosamente, la marca de carne Tyson– están invirtiendo en el desarrollo e investigación de estos productos. Este trío tiene capital invertido en Memphis Eats, una start-up que, al igual que otras como Just y Meatable, busca crear carne cultivada a precio accesible.

A ti, carnívoro, también debería importarte

Esto no sólo se hace por razones éticas. Científicos estiman que para el año 2050 la población mundial tendrá 9.6 mil millones de personas. Estas personas seguramente serán de clase media y vivirán en zonas urbanas. Esto significa: ¡más carnívoros! Y cada quién es libre de comer lo que quiera, pero no hay forma de producir suficiente carne para 9 mil millones de personas. Analicemos esto: se necesitan más de 17 kilos de alimento para producir medio kilo de carne. Esto se traduce a más de 8 mil litros de agua.

Como bien explicó Bill Gates en su blog, “Criar carne requiere de mucha tierra y agua, y tiene un impacto ambiental sustancial. En pocas palabras, no hay forma de producir carne para nueve mil millones de personas. Sin embargo, no podemos pedir que todo el mundo se vuelva vegetariano. Por eso necesitamos más opciones de producción de carne sin acabarnos nuestros recursos”. 

¿Y entonces para cuándo?

Según el sitio de Just, esta carne se iba a vender desde finales de 2018 –es decir, justo en esta época–, pero no ha sucedido. Si lo logran, serían los primeros en hacerlo. Por su parte, la firma Finless Food –dedicada al pescado cultivado–, planea iniciar sus ventas el próximo año. Memphis Meats, en el 2021.