¿Se te ha ocurrido beber vino mientras comes pizza? El vino tinto no sólo va bien con carnes rojas o el vino blanco no es exclusivo para los pescados. Hay un universo de sabores que darles a conocer a nuestras papilas gustativas, y esta mezcla no es tan descabellada.

Estas cuatro combinaciones de pizza y vino que te presentamos a continuación te animarán a hacerlo y, a repetirlo.

Una pareja fantástica

La pizza Margarita con el vino de garnacha o rosado se llevan tan bien, en parte por sus ingredientes frescos como la albahaca, los tomates y el mozzarella. Es una gran explosión se sabores en el paladar.

Para los que aman las salchichas

Los intensos sabores de frutas negras como moras, aceitunas, ciruelas y arándanos de un vino Shiraz o Pinotage va bien con la pizza de salchichas.

Sabores intensos

El pepperoni tiene un sabor muy fuerte gracias a su gran variedad de especias, y por su gran contenido de grasa. Por eso, un vino fuerte con sabores intensos es preciso para contrarrestar. Las opciones aquí son el Sangiovese y el Cabernet Franc.

¿Antojo de pizza de queso?

La acidez y sabor intenso de la salsa roja de la pizza se mezcla de maravilla con el Vino Montepulciano GSM (Grenache, Syrah y Mourvèdre).