“Pida sus ricos y deliciosos tamales oaxaqueños. Hay tamales oaxaqueños, tamales calientitos”. Sabemos que leíste esa frase con esa grabación se escucha en las calles chilangas.

Es la voz de don Elías Zavaleta, quien desde los 15 años se dedicaba a vender esta delicia mexicana. El negocio era de su tío y éste formaba parte de un grupo de tamaleros que decidieron hacer una grabación porque continuamente se lastimaban la garganta.

La voz de Elías se quedó para el negocio familiar y después se propagó (a causa de la piratería) por toda la CDMX. Ahora, sólo vende tamales por pedido y tiene un puesto (ambulante) de tacos de guisado en la zona de Polanco. Uber Eats lo encontró e hicieron una alianza para que él preparara tres especialidades y se entregaran mediante la app.

Foto: Cortesía Uber Eats

Busca el restaurante “La Fábrica de Charlie”, propiedad de Zavaleta. Elige alguna de las tres especialidades. Uno es el clásico de Rajas con salsa de jitomate, queso panela y su toque especial. Mole al Estilo Veracruz, relleno de pollo endulzado con mole, así como el Original con Suadero y salsa verde, son las otras.

Más opciones

Además de los tamales, Uber Eats también llevará durante seis semanas un food truck para repartir café, donas, churros, sushi, tacos y ensaladas. Su objetivo es acercar la comida de diferentes restaurantes a nuevas colonias y personas. Así recorrerá la CDMX, Puebla, Querétaro, Monterrey y Guadalajara.

Del 30 de septiembre al 5 de octubre se escuchará la voz de la señora María del Mar Terrón. Te preguntarás quién es, pero bien que las has escuchado comprando “Fierro Viejo”. Ahora dira: Uber Eats entrega: sushis, hamburguesas, tacos, pizzas, ensaladas, postres o más de mil platillos que quieran…”.